Logo de Eltiempo.es

6 calas "íntimas" para gozar del Mediterráneo

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Llega el verano. La época para descansar, desconectar y reconectar con nosotros mismos. Y con él, la búsqueda y localización de rincones para disfrutar del mar alejados del bullicio, pero cerca de casa… ¡Te traemos los mejores de nuestro Mediterráneo!

El mar que baña las costas de Europa, África y Asi y que conecta con el Océano Atlántico mediante el estrecho de Gibraltar, ha sido históricamente un enclave estratégico en la Historia, por donde han pasado griegos, fenicios y romanos. 

Aún hoy, debido a su localización, es uno de los lugares con mayor concentración de seres vivos, que le confieren un elevado endenismo y una rica diversidad de flora y fauna, igualable a la de pocos lugares en el mundo. 

Por su historia, su biodiversidad y su característica gastronomía basada en la aceituna, el trigo y la uva, el Mediterráneo es uno de los destinos favoritos para nacionales, europeos y turistas de todo el mundo. 

¿Te escapas este verano a las aguas mediterráneas y quieres disfrutar de espacios íntimos para tomar el sol, pasear o hacer deporte? ¡Sigue leyendo!

Cala Macarelleta (Menorca)

Macarella y Macarelleta son, para muchos, dos de las mejores calas de aguas turquesas de la isla de Menorca. Con calzado cómodo y protección solar, si recorres el famoso Camí de Cavalls llegarás a la íntima cala Macarella y, si todavía te quedan energías, recorriendo un par de kilómetros más por un camino espectacular con vistas al mar, llegarás a la maravillosa Macarelleta: una cala íntima con aforo limitado de la que no querrás marcharte.

«Cala Macarelleta» by bomme is licensed under CC BY-SA 2.0 Fuente: Flickr

Cala del Moraig (Alicante)

La llamada ‘cumbre de sol’ es un enclave íntimo que encontrarás a tan solo 5 minutos en coche de Benitachel y que, por sus cuevas y aguas cristalinas que permiten ver el fondo del mar prácticamente sin esfuerzo, hará las delicias de los amantes del buceo. Y lo mejor: cuenta con un chiringuito para que no tengas que preocuparte de cargar con comida ni bebida.

«Cala del Moraig 2» by Suso Sinmiedo is licensed under CC BY 2.0 Fuente: Flickr

Cala San Vicente (Mallorca)

Si lo que buscas es un sitio inolvidable (y que recomendarás siempre que te pregunten por calas mallorquinas), la cala San Vicente es el sitio que tienes que visitar este verano. Solo tienes que desplazarte al noreste de la isla de Palma de Mallorca para disfrutar de una de las mejores vistas que encontrarás en este paraísmo mediterráneo y de una maravilla de la naturaleza que te dejará con la boca abierta hasta el verano siguiente.

«Cala Sant Vicenc (6)» by andreastrojak is licensed under CC BY 2.0 Fuente: Flickr

Cala Mitjana (Menorca)

Es un rincón íntimo no apto para quienes quieran dormir hasta tarde. Si quieres disfrutar de Mitjana, y encontrar el sitio perfecto antes de que se llene de visitantes, tienes que madrugar para recorrer el kilómetro que separa Camí de Cavalls hasta la cala. Una vez allí, encontrarás aguas turquesas, arena fina y rocas de unos siete metros de altura desde donde saltarán y gritarán los más atrevidos.

«Menorca 2011 014» by PABLO ASOREY is licensed under CC BY-SA 2.0 Fuente: Flickr

Cala Saona (Formentera)

Si vas a Formentera y visitas la maravillosa Cala Saona descubrirás que sus aguas cristalinas y su arena fina no tienen nada que envidiar a las del Caribe.  A unos cinco kilómetros de Sant Francesc Xavier, entre Punta Rasa y Caló d’en Trull, se encuentra la única playa al oeste de la isla, donde además, gracias a los servicios con los que cuenta, con chiringuito, socorrista y aparcamiento, no te tendrás que preocupar de nada. Bueno, sí: ¿qué te vas a pedir en el chiringuito para ver el atardecer?

Cala Giverola (Girona)

De vuelta en la península, en Tossa de Mar, Girona, encontrarás uno de los rincones favoritos de los amantes de las calas tranquilas en las que relajarse y reconectar con uno mismo. Es ideal tanto si lo que te gusta es hacer buceo o esnórquel, dormir a pierna suelta tras comer una buena paella, hacer senderismo y disfrutar de las vistas… Te guste lo que te guste, si quieres disfrutar de un buen día de playa en la Costa Brava, cala Giverola es tu sitio.

«Cala Giverola, Tossa de Mar .jpg» by Friviere is licensed under CC BY-SA 3.0 Fuente: Flickr. M