Logo de Eltiempo.es

actualidad |

Así es el nuevo coche eléctrico que se adelanta a su tiempo

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Esta primavera, Volkswagen quiere escribir el futuro de la movilidad con este modelo de la gama ID que puede alcanzar los 521 kilómetros sin recargar

Adelantados a su tiempo los ha habido, y los habrá, siempre. En todas las áreas y en todos los ámbitos, desde las artes hasta los deportes. Desde Stanley Kubrick hasta Usain Bolt pasando por David Bowie o Daft Punk. También hay quien se adelanta a todos los demás en terrenos como la tecnología. Ahí está el walkman, el iPhone o el futuro del coche eléctrico: el Volkswagen ID.4.

Ese año deberán circular 30 millones de vehículos limpios por el continente, cinco de ellos en nuestro país. Ser un adelantado supone avanzar a 2021 lo que debería estar listo para finales de la década.

Potencia y sostenibilidad son dos de las palabras que definen a este nuevo SUV compacto eléctrico que se ha diseñado con unas robustas líneas exteriores y un diseño futurista. Estos factores contrastan con un interior espacioso donde reina un concepto: que los pasajeros se sientan como en un SUV de tamaño superior sin emitir un solo gas contaminante mientras circulan.

Autonomía, conectividad o velocidad de carga son solo algunos de los argumentos que definen al ID.4, fabricado sobre la plataforma MEB, la misma que comparte con su hermano menor, el ID.3. Diseñada específicamente para coches eléctricos, una de sus señas características es una conducción equilibrada gracias a un bajo centro de gravedad y al reparto de los pesos de las baterías.

 

Esta plataforma modular permitirá a Volkswagen electrificar el futuro del automóvil, ya sea en utilitarios, SUVs o familiares. Para adelantarse al futuro, el ID.4 pretende poner freno a uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los conductores de eléctricos: la autonomía. Con baterías de 52kWh y 77kWh, el ID.4 es capaz de extenderla hasta los 521 kilómetros en un solo ciclo de carga.

Sabedores de lo inconvenientes que son las paradas para rellenar las pilas, en Volskwagen han apostado por incluir un sistema de carga rápida capaz de recuperar el 80% de la batería en 38 minutos, siempre que se conecte a un cargador de 125kW. El fabricante cuenta también con una red de 2oo.000 puntos por toda Europa para acabar de una vez por todas con la ansiedad de quedarse tirado en la carretera.

No solo basta con electrificar un vehículo para convertir al ID.4 en un SUV adelantado a su tiempo. La conectividad es otro factor clave que debe cubrir numerosos puntos, desde aspectos triviales como la posibilidad de abrir el coche simplemente con llevar la llave en el bolsillo hasta otros más importantes, como un HUD que proyecta información de la ruta sobre el parabrisas.

Este Heads-Up Display muestra la velocidad, indicaciones y otra información adicional justo sobre la calzada, para que los conductores no pierdan rastro de lo que más importa: la carretera.

La conectividad del ID.4 se completa con innovaciones en voz y sonido para hacer tu vida al volante más sencilla.  En primer lugar, el control por voz natural” sumado a la funcionalidad “Hola ID» te permite hacer comentarios cotidianos como “Hola ID, tengo frío” para que el software suba la temperatura.

Por la otro parte, la tecnología E-sound  permite, siguiendo la normativa vigente y para salvaguardar la seguridad , lanzar un sonido en conducción (a velocidad inferior a 30 km/h) que avisa de la presencia del vehículo tanto al conductor como a las personas se encuentran a su alrededor.

La marca alemana ha incluido un sistema de carga rápida capaz de recuperar el 80% de la batería en 38 minutos y cuenta con una red de 200.000 puntos por toda Europa

Con el ID.4, Volskwagen pretende dar con el equilibrio perfecto entre rendimiento, precio y sostenibilidad. No en vano, este último punto es el pilar de su estrategia Way To Zero, que aboga por electrificar la movilidad con una huella neutra de carbono, ya sea utilizando energía limpia siempre que sea posible o compensándolo con proyectos climáticos certificados. 

Tanto la Comisión Europea como el gobierno de España se han marcado ambiciosos planes para el coche eléctrico de cara a 2030. Ese año deberán circular 30 millones de vehículos limpios por el continente, cinco de ellos en nuestro país. Ser un adelantado supone avanzar a 2021 lo que debería estar listo para finales de la década. No se trata solo de adoptar nuevas tecnologías, sino de hacerlo dentro de una estrategia global que apueste por la sostenibilidad, la seguridad y la conectividad al volante. 

100% SUV, 100% eléctrico
100% SUV, 100% eléctrico