Logo de Eltiempo.es

actualidad |

Lugares para enamorarte de la primavera

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Si hay una época del año esperada por muchos de nosotros es la primavera, y es que este cambio de estación no solo lleva consigo cambios medioambientales, también altera nuestra vida cotidiana. El aumento de la temperatura y de las horas de sol hacen que nos encontremos más activos y tengamos más ganas de salir y disfrutar de cada rincón de nuestro país.

Siempre respetando las restricciones de cada Comunidad, qué mejor que disfrutar de días calurosos y bellos atardeceres perdidos en las calles de algunos de los pueblos de España que aún se tornan más hermosos con la llegada de esta estación. No ha sido tarea fácil hacer una selección, por eso os dejamos algunos ejemplos de pueblos que harán que te enamores, aún más, de la primavera.

Tejeda, Las Palmas de Gran Canaria

 

En Gran Canaria, se encuentra uno de los pueblos más bonitos en primavera. Las flores blancas de los almendros rodean este bonito pueblo de las islas afortunadas. Pero este no es el único espectáculo natural que podrás disfrutar, y es que el monumento natural Roque Nublo es otro de sus grandes encantos que, junto con su niebla sobre la Caldera de Tejeda, nos dejará boquiabiertos.

“Pueblo de Tejeda”, por El Coleccionista de Instantes. Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M

Priego de Córdoba, Andalucía

 

Un icono primaveral son las flores, el aroma que desprenden y su gran colorido y, en Priego, lo saben. Por eso inundan sus fachadas con numerosas macetas de geranios y flores que dan un olor en el ambiente que invita a descubrir los diferentes rincones del lugar. Su maravilloso barrio de la Villa, sus iglesias y palacios barrocos, así como las calles empedradas y plazoletas, donde reside la quintaesencia de la ciudad musulmana y medieval, son increíbles. Además, si hay algo bonito para ver en Córdoba son sus patios, y si quieres disfrutar de esta tradición en todo su esplendor solo tienes que esperar al 15 de mayo. 

“Priego de Córdoba”, por EscapadaRural. Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M

Valverde de los Arroyos, Guadalajara

 

Este maravilloso pueblo, durante la primavera, adopta una belleza única. Sus preciosos colores hacen que sea una postal digna de visitar durante esta época. En la arquitectura del pueblo utilizan la pizarra, lo que hace que se adopte un color oscuro mezclado con los colores propios de esta estación. Las visitas a las Chorreras Despeñalagua con su cascada o al arroyo de la Chorrera son obligatorias. 

“Valverde de los Arroyos. Guadalajara”, por beamillion. Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M

Montanejos, Castellón

 

Este auténtico tesoro natural nos dejará sin palabras en primavera. La posibilidad de hacer senderismo, ir en bici, o simplemente dar un paseo encontrándonos con piscinas naturales de aguas cristalinas y con la Fuente de los Baños, un manantial de agua que está a 25º durante todo el año, no tiene precio. Y es que la ruta del río Mijares es un verdadero espectáculo que deja atónito a todo el que la recorre.  

“Montanejos”, por Carquinyol. Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M

Rascafría, Madrid

 

En la Sierra Norte de la capital de España se encuentra este pueblo conocido por las numerosas rutas y escapadas rurales que se pueden hacer. Situada en el Parque Nacional de Guadarrama, este pueblo está rodeado de naturaleza, por lo que la primavera es la estación perfecta para dejar un estampado espectacular. Además de ser un encanto natural, podemos visitar el Monasterio del Paular, el mayor tesoro del lugar. Y pasado el Puente del Perdón encontraremos el Bosque Finlandés de Rascafría. Se llama así porque, de repente, nos encontraremos en un paraíso escandinavo sin salir de Rascafría.

“Rascafría”, por Carmelo Peciña. Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M

Jardines de Cap Roig, Calella de Palafrugell, Girona

 

Uno de los jardines botánicos más importantes de todo el meditarráneo se encuentra en la comarca del Bajo Empordà, Girona. Cada primavera se produce en este enclave natural una espectacular floración. El Parque está formado por varios jardines que descienden en terrazas desde un castillo hasta el mar. ¿Suena bien verdad? Pues sus 17 hectáreas en las que reúne un millar de especies de todo el mundo, junto a esculturas de reconocidos artistas, no deja indiferente a nadie.

“Calella de Palafrugell, Girona”, por Asier Sarasua Aranberri Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M 

Zarauts, Donostia

 

¿Quieres desconectar y relajarte? Esta pequeña localidad de la Costa Vasca, donde se encuentra el monte Talaimendi, es el lugar perfecto. Además, a pocos kilómetros, se encuentra el monte y parque natural Ratón de Getaria, lugar al que subir para disfrutar de una espectacular vista panorámica del lugar.  

“Ratón de Getaria”, por Turismo Gipuzkoa Licenciado bajo CC BY 2.0. Fuente: Flickr. M