Logo de Eltiempo.es

actualidad |

Manzanas ecológicas: el último lanzamiento de esta marca de coches

Carlos Hernandez

Carlos Hernandez

Cuidar el entorno está cada vez más ligado al ADN de las compañías. Lexus da un paso adelante con ‘Manzanas Lexus’, su propia firma de manzanas ecológicas y artesanales hechas en La Rioja.

La Rioja. Tierra de viñedos, de embrujo y pureza. Un enclave que a priori tiene poco que ver con el fabricante de coches japonés Lexus pero que curiosamente han encontrado un punto en común: el mimo y el respeto por el entorno.

No es la primera vez que la firma nipona sorprende. Hace siete años se anticipó a lo que ahora es una tendencia consolidada en el mercado anunciando que dejaba de producir modelos diesel para centrarse -prácticamente al 100%- en los vehículos híbridos, más respetuosos con el planeta. Un giro pionero que guarda cierta similitud con este nuevo anuncio.

De híbridos a manzanas

‘Manzanas Lexus’ nace en el corazón de la Sierra de Alcarama en La Rioja Baja, declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera. Un entorno natural, próximo al nacimiento de arroyos de montaña de agua cristalina, con un microclima único, que otorga a los frutos un característico sabor, color y aroma.

Hace ya 7 años, la firma nipona sorprendió cuando anunció que dejaba de producir modelos diésel para centrarse en los híbridos

Lexus compara la producción de las manzanas con la labor que hacen los maestros Takumi, unos ‘artesanos’ encargados de cuidar cada detalle de los coches y considerados como ingenieros de máxima distinción dentro de la compañía. Para elaborar las Manzanas Lexus se procede al etiquetado manual e individual de adhesivos con el logo en cada manzana aún sin madurar. Un proceso que se lleva a cabo sobre la propia piel y en el punto de mayor incidencia de luz de las manzanas.

El resultado: una Manzana Fuji (no podía ser otra variedad) de pulpa firme, crujiente y dulce. Su cultivo en alta montaña, donde la temperatura varía unos 20 grados entre la noche y el día, le confieren un mayor dulzor, un intenso color rojo y una durabilidad mayor. Una representación, casi artística, de la máxima calidad y sabor de producto.

"La obsesión por dar el mejor trato a los clientes a través del concepto Omotenashi (hospitalidad), se traslada ahora un cultivo sostenible, equilibrado y respetuoso con el entorno"

Filosofía Omotenashi

¿Y por qué dar este paso? Según explica la compañía el proyecto nace de su sensibilidad por la sostenibilidad y el empeño por la atención al detalle: “la obsesión por dar el mejor trato a los clientes a través del concepto Omotenashi (hospitalidad), se traslada también a los criterios de producción que persiguen un cultivo sostenible, equilibrado y respetuoso con el medio ambiente”.

Como en todos los procesos de atención al cliente, Lexus persigue la excelencia de las manzanas con la premisa de que menos es más. Durante la floración, se esclarecen los brotes de las ramas para producir menos frutos pero de mayor calidad, y posteriormente se recolectan a mano eligiendo sólo las que están en su punto justo de madurez, dejando que el resto sigan su curso natural hasta la siguiente recolección.

Excelencia y sensibilidad por el entorno. Dos valores de Lexus; desde siempre en los coches, desde ahora en la agricultura.