Logo de Eltiempo.es

actualidad

7 tendencias de movilidad que veremos antes de 2030 (aunque suenen futuristas)

ElTiempo.es

ElTiempo.es

El ADN disruptor del Volkswagen ID.3 nos invita a pensar en el futuro. Los eléctricos son solo el primer paso de la nueva movilidad. ¿Carreteras electrificadas? ¿Coches autónomos? Te lo contamos

El cambio en la movilidad en las ciudades es imparable. Diversos estudios de consultoras y firmas especializadas auguran cambios radicales en la industria del automóvil en la próxima década. Una industria que se está reinventando para responder a la nueva forma de movernos y a las diferentes señales de nuestro planeta. 

Electrificación e innovación van de la mano en esta década clave para la salud ambiental y en la que  ya estamos experimentando mejoras en la calidad del aire. Madrid, en este anómalo 2020, registra una disminución del dióxido de nitrógeno en el aire del casi 30% y otras grandes ciudades como Barcelona o Valencia rondan el 20%.

Desde eltiempo.es recopilamos siete tendencias que marcarán las ciudades sostenibles y conectadas de esta nueva era:

El coche eléctrico

No solo es el futuro. También es el presente. Tras la entrada en vigor del Plan Moves II, los eléctricos han crecido en torno un 200% y se estima que el parque, ahora en 56.000 unidades, puede llegar a los 2,5 o 5 millones de vehículos para 2030. Vehículos pensados para transformar la forma de movernos, como el Volkswagen ID.3, que cuenta con una huella neutral de carbono desde su fabricación hasta su reciclaje (siempre que el conductor lo recargue con energía limpia).

El nuevo estandarte de la firma alemana ofrece novedosas tecnologías (como la iluminación interior que avisa al conductor de cualquier novedad o la conectividad con el móvil) así como siete  configuraciones de batería con autonomías que van desde los 420km a los 549km para adaptarse tanto al uso puramente urbano como a los trayectos más largos. Porque el futuro también vendrá de la mano de un cambio de tendencia para un coche eléctrico que dejará de limitarse al entorno urbano.

 

Coches autónomos

¿De verdad? Aunque algunos fabricantes ya ofrecen ayudas a la conducción que ofrecen una autonomía cercana al nivel 2, todavía estamos lejos de contar con coches que se conduzcan solos. En la próxima década se espera llegar al nivel 4 o 5 (conducción autónoma total) en ciertos escenarios, como las autovías. Para que esa conducción llegue a las ciudades todavía habrá que esperar debido a la cantidad de imprevistos que suceden a bajas velocidades y que son complicados de predecir por un ordenador. 

Cámaras y sensores por todas partes

La llegada del vehículo eléctrico está acabando con las tomas de aire delanteras que los coches tenían para refrigerar los motores. El siguiente cambio, que ya se ha visto en algún vehículo, pasa por eliminar los retrovisores. Despídete de esos apéndices a lado y lado del chasis para dar la bienvenida a cámaras que podrás controlar desde el salpicadero y la consola central. La implantación de sensores en toda la carrocería es una pieza clave para maniobras como el aparcamiento automático o para mantener la distancia de seguridad.

La implantación de sensores en toda la carrocería es el futuro para el aparcamiento automático o la distancia de seguridad

El car sharing

Ha llegado para quedarse. Algunos estudios calculan que el 26% de todos los trayectos que se hagan dentro de diez años serán en vehículos compartidos. Y este cambio en la movilidad tendrá ramificaciones en la manera en la que se compran vehículos. Un estudio de PwC vaticina que el parque de automóviles de Europa se reducirá en un 29% pero las ventas de vehículos aumentarán un 34%. ¿Por qué? El uso continuado de este tipo de vehículos provoca un desgaste que hace necesario renovarlos más a menudo que un automóvil privado

Carreteras electrificadas

Además de instalar puntos de carga en las vías interurbanas, las carreteras también se pueden convertir en una electrolinera abierta las 24 horas. Existen proyectos en marcha para estudiar la viabilidad de construir carreteras electrificadas para que coches y camiones circulen con las pilas siempre cargadas. Se podría hacer de dos maneras: por conducción, con el uso de unas catenarias similares a las que usan trenes o trolebuses; o por inducción, utilizando campos magnéticos para transmitir la electricidad desde el suelo hasta la batería como sucede en los teléfonos móviles que se cargan de manera inalámbrica.

El futuro es eléctrico y 100% limpio. Volkswagen se adelanta a la tendencia y lanza el ID.3, un modelo que genera cero emisiones al medioambiente desde su fabricación hasta su reciclaje.

Un transporte público más inteligente

En los últimos meses se han puesto sobre la mesa ideas para mejorar la eficiencia del transporte. Por ejemplo, la CEO de Siemens Mobility, Sabrina Soussan, estimaba unos meses atrás que el metro de París podría transportar a 750.000 viajeros con una frecuencia de trenes cada 85 segundos.  La situación provocada por el Covid-19 ha potenciado esta idea aunque con diferentes fines: si mejora la frecuencia de paso de los trenes se podrán evitar las tan temidas aglomeraciones en espacios públicos, cerrados y mal ventilados.

Mobility as a Service

Hoy en día estamos acostumbrados a tener una aplicación para todo. Una para pedir un taxi, otra para comprar un billete de avión, otra para reservar hotel… ¿y si pudiéramos tener toda la movilidad centralizada en una misma aplicación? Esa es una de las tendencias llamada a cambiar la forma en la que planificamos nuestros viajes, desde ir a un concierto hasta nuestras próximas vacaciones en un rincón remoto del planeta.

Bienvenido a una nueva era
Bienvenido a una nueva era