Logo eltiempo.es
actualidad

¿Por qué los híbridos enchufables han cuadruplicado las ventas este verano?

Noelia Hernández

El Plan MOVES para impulsar la movilidad sostenible ha propiciado un despegue en la compra de híbridos. El Ford Kuga abandera esta tendencia.

El  interés de los conductores por los vehículos híbridos aumenta. A pesar del parón de los últimos meses, los enchufables han registrado, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), 7.980 unidades entregadas entre enero y julio de 2020, un crecimiento del 98,2% respecto al mismo periodo del año pasado. Por su parte, los híbridos convencionales sumaron 65.592 matriculaciones y una subida del 7,9%. 

La ayuda del plan MOVES

Este repunte ha sido especialmente significativo durante julio, cuando los híbridos enchufables alcanzaron las 2.396 unidades matriculadas –un 369,8% más que en el mismo periodo del año pasado– mientras que en los no enchufables se registraron 18.528 matriculaciones –con un ascenso del 83,3%–.

Otra de las razones de esta creciente demanda es la aprobación a finales de junio del plan MOVES II. Un programa dirigido entre otras acciones a la compra de vehículos eléctricos y estaciones de recarga y mediante la cual los usuarios pueden recibir hasta 5.500 euros para la adquisición de un híbrido y que ya se ha traducido en más de 100 millones de euros ayudas.

El plan Moves II dispone de ayudas de hasta 5.500 euros por la compra de un vehículo híbrido

Ford Kuga: 100% español y 56 km cero emisiones

Su versatilidad, el ahorro de combustible y energía, y la contribución a una movilidad más sostenible son argumentos que les convierten en una opción que los conductores eligen cada día más. Además, la etiqueta Cero de los híbridos enchufables y la Eco de los convencionales evitan las restricciones de las grandes ciudades. 

Uno de los coches que está marcando el futuro del sector es el nuevo Ford Kuga, uno de los estrenos de la marca este 2020 y ensamblado en su totalidad en la fábrica de Almussafes, Valencia.

Este SUV está disponible en ambas versiones electrificadas. El modelo 2.0 EcoBlue mHEV diésel es un híbrido con etiqueta Eco de la DGT que combina un motor convencional con un sistema eléctrico que permite ahorrar carburante y reducir emisiones.

 

Por su parte, el híbrido enchufable Ford Kuga Plug-In Hybrid cuenta con un propulsor de gasolina de 2,5 litros que junto a la parte eléctrica ofrece 225 CV. Su batería de 14,4 kWh de capacidad hace posible recorrer hasta 56 kilómetros en modo eléctrico, razón por la que dispone de la etiqueta Cero. Además, para mejorar su autonomía, incluye un cargador de 3,6 kW que permite recargar la batería en unas cinco horas.

Hacia el todo conectado

Junto a sus motorizaciones híbridas, el nuevo Ford Kuga incluye las últimas tecnologías para la conducción y un mejor control del funcionamiento del vehículo,  como cuadro de mandos de hasta 12,3 pulgadas. Desde aquí se puede elegir el modo de conducción más adecuado a cada circunstancia y optimizar, entre otras cosas, el estado de la batería.

El Ford Kuga híbrido enchufable puede recorrer hasta 56 kilómetros en modo eléctrico y recargar su batería en apenas cinco horas.

Asimismo, un sistema multimedia SYNC, compatible con Apple CarPlay y Android Auto, ayuda a controlar algunas de las funciones del coche a través de la pantalla táctil o usando comandos de voz.

Las funciones de conectividad se refuerzan con el módem FordPass Connect integrado. Junto a las funciones de navegación mejorada, wifi, avisos de tráfico o llamadas de emergencia automática en caso de accidente, en el caso de los híbridos enchufables incluye otras funciones que se pueden gestionar desde el smartphone del conductor.

Entre ellas la consulta del nivel de la batería, los patrones de conducción y consumo de energía o la localización de estaciones de recarga cercanas. Incluso se puede ajustar la temperatura del habitáculo para que esté listo antes de salir. 

Todas estas características son las que han puesto a Ford Kuga y a la tecnología híbrida en el punto de mira de los conductores. Si a esto le unimos las comodidades en la conducción, su contribución a un consumo de energía más sostenible y las ventajas del plan MOVES, todo apunta a que modelos como el nuevo Ford Kuga van a ser una de las sensaciones de este otoño.