Logo de Eltiempo.es

Incendios y verano: ¿qué nos espera en Castilla La Mancha?

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Con la llegada del periodo estival, hablamos sobre los incendios en España y analizamos la situación de la región manchega. ¿Qué esperamos esta nueva temporada? ¿Cómo podemos prevenirlos?

Casi 8 millones de hectáreas quemadas en los últimos 53 años son la prueba de que los incendios forestales son, en nuestro país, una de las principales amenazas para el medio ambiente y el ser humano. La superficie total afectada en hectáreas desde 1968 es de 7.827.507,92 hectáreas, una superficie es muy similar al tamaño de Castilla-La Mancha entera (7.946.100 hectáreas).

Debido a la estacionalidad y a las características climáticas y ambientales, los incendios forestales se producen especialmente en los meses de verano.

La superficie total afectada en hectáreas desde 1968 es de 7.827.507,92 hectáreas, una superficie es muy similar al tamaño de Castilla-La Mancha entera (7.946.100 hectáreas).

Inicio del verano: la situación en Castilla-La Mancha

El aumento de las temperaturas y la llegada de vientos procedentes del oeste y el noroeste de esta primera semana de verano incrementa el riesgo de incendio forestal en Castilla-La Mancha. Además, según la previsión de verano de eltiempo.es,  esperamos que el centro peninsular experimente un verano mucho más cálido de lo normal.

La región está preparada. Para luchar contra los incendios forestales en esta época de peligro alto, muy alto y extremo, Castilla-La Mancha ha destinado cerca de 40 millones de euros para labores de extinción y fortalecer un dispositivo con 250 medios aéreos y terrestres y unos 3.000 profesionales preparados para actuar ante cualquier emergencia en el medio natural de la región.

Castilla-La Mancha ha destinado cerca de 40 millones de euros para labores de extinción y fortalecer un dispositivo con 250 medios aéreos y terrestre

La agricultura, clave para la prevención

Junio en Castilla-La Mancha marca el inicio de la cosecha de los cultivos de secano y de cereales. Para evitar que un posible incendio agrícola termine por afectar a la masa forestal, la región aconseja a los agricultores que adopten una serie de medidas preventivas que pueden evitar la ignición de la vegetación. 

En primer lugar, se recomienda que las parcelas que limiten con terreno forestal se cosechen a primera hora, y que se realice un pase de grada o cultivador en todo el perímetro una vez cosechada. Además, siempre que sea posible, es recomendable avanzar en contra del sentido del viento y realizando fajas perpendiculares a su dirección.

Una de las medidas de prevención de incendios en labores agrícolas es que las parcelas que limitan con terreno forestal se cosechen a primera hora (Fuente: INFOCAM)

Una vez iniciada la cosecha, lo más adecuado es cosechar las parcelas desde fuera hacia adentro con el fin de que a medida que se avanza exista cultivo con capacidad de arder cerca de la masa forestal. Del mismo modo, en zonas pedregosas es aconsejable reducir la velocidad de avance y levantar el peine de corte. Así, se reduce la posibilidad de que puedan saltar chispas por el roce del metal con las piedras.

En este aspecto, es recomendable disponer de una persona que pueda observar las labores atentamente para poder detectar de forma temprana la posible ignición y medios de extinción suficientes para poder controlar el posible conato.

Los mandamientos para prevenir un incendio

La gran mayoría de incendios son propiciados por el ser humano, de forma que está en nuestro mano evitarlos y prevenirlos. ¡Toma nota!

  • Si eres testigo de un incendio o ves una columna de humo, no lo dudes, llama rápidamente al 112 y trata de dar la información lo más precisa posible sobre su situación. Tu colaboración es esencial.
  • Máxima precaución si te encuentras en el medio natural. Se debe actuar con mucha precaución y responsabilidad porque nos encontramos con riesgo alto o muy alto en gran parte del territorio de Castilla-La Mancha.  Extrema las precauciones especialmente si estamos con el IPP muy alto o extremo.
  • En el medio natural, sé cauteloso: no realices fuego en el medio natural, procura llevar la comida preparada y no dejar los residuos.
  • No aparques los vehículos encima del pasto y no tires cigarros al suelo ya que podemos generar un incendio.
  • Evita cualquier actividad que pueda suponer un riesgo de incendio forestal como barbacoas, cocinar en la naturaleza, etc.

 

  • Los días de tormenta en verano, aunque llueva, también pueden producirse #IIFF en el medio natural por descuidos, rayos y malas prácticas de las personas. En el medio natural, extrema las precauciones.

 

  • Con las tormentas, también pueden producirse incendios debido a los rayos, por eso, si estás en el monte y detectas humo tras una tormenta,comunícalo rápidamente al 112.

 

  • No arrojes basuras en el medio natural. Los residuos en el monte y en el campo pueden provocar un incendio forestal de graves consecuencias para todos.   

Sabías que… La regla 30-30-30 

Esta conocida regla dice que la combinación de temperaturas superiores a los 30ºC, humedad relativa inferior al 30% y vientos superiores a 30km/h es la causante de un tercio de los grandes incendios forestales.

Además, también influyen los periodos de sequía, propios del verano en nuestra región mediterránea. Los largos periodos sin lluvia afectan a la hidratación de los combustibles vegetales. Esta vegetación sin hidratación supone una mayor cantidad de material inflamable.