Logo eltiempo.es
consejos

Coches híbridos enchufables con mayor autonomía para retar a la contaminación

Noelia Hernández

Este tipo de vehículos se presentan como la opción más versátil y polivalente. Pero, ¿cuánta capacidad tienen las baterías actuales?

2020 se prevé como el año del despegue del coche eléctrico. Una de las razones es que estos vehículos han ganado en autonomía, convirtiéndose en una alternativa a tener muy en cuenta por los conductores. El año pasado se superaron ligeramente las 24.000 unidades de venta previstas por el Ministerio de Transición Ecológica y 2019 se cerró con un total de 24.261 matriculaciones de vehículos eléctricos en nuestro país

De todos ellos, más de 10.000 corresponden a turismos eléctricos, lo que supone un aumento de 63,4% respecto a 2018, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

Trayectos 100% en modo eléctrico

El consumidor es cada vez más consciente de las ventajas de los coches eléctricos. Tanto es así que, según la información proporcionada por el Foro de la Movilidad, el 30% de los conductores españoles se decantaría por uno si ahora mismo tuviera que adquirir un vehículo.

Entre las tipologías disponibles, los híbridos enchufables se presentan como la opción más versátil y polivalente. Se caracterizan por combinan el motor térmico con el eléctrico ampliando sus posibilidades en todo tipo de conducción, tanto en grandes desplazamiento como en trayectos del día a día.

Los híbridos enchufables disponen de baterías con más capacidad que las de los modelos híbridos convencionales. Una ventaja que en el caso del modelo SUV Citroën C5 Aircross Hybrid le permite recorrer hasta 50 kilómetros en modo 100% eléctrico y sin necesidad de recurrir al motor de combustión. Esto se traduce en un menor gasto de gasolina y, como consecuencia, a la reducción de emisiones de CO2.

Con una autonomía de 50 kilómetros en modo eléctrico es posible realizar la mayoría de los trayectos cotidianos y a una velocidad de hasta 135 km/hora. Esto significa que es posible pasar la semana sin poner en marcha el motor térmico, sin emitir ni un solo gramo de CO2 y manteniendo los desplazamientos habituales recargando el vehículo, según las necesidades, en casa, en el trabajo o en un cargador público.

"Los híbridos enchufables disponen de baterías con más capacidad que las de los modelos híbridos convencionales"

Baterías con más capacidad

La tecnología de las baterías ha evolucionado mucho en los últimos años. No hay más que pensar en lo delgados que son ahora los teléfonos móviles y el tiempo que podemos usarlos antes de que una notificación nos avise de que la carga se está agotando. Siguiendo con el símil, y para que la falta de energía eléctrica no pille desprevenidos a los conductores, este modelo dispone de una función similar en la interface de mandos de la pantalla táctil: ë-Save. Gracias a ella es posible anticipar los desplazamientos y prever la reserva de carga necesaria para circular el mayor tiempo posible en modo cero emisiones.

 

La batería del motor eléctrico de este híbrido enchufable, con una autonomía de 50 km, tiene una capacidad de 13,2 kWh y es de tipo alta tensión 200 V Li-Ion. No solo se ha optimizado su duración, también el tiempo de carga. Según el propio fabricante, en una toma doméstica clásica necesita entre cuatro y siete horas para recargarse según el tipo de toma que se tenga instalada. Los tiempos se reducen a menos de dos horas con un Wall Box 32 A y con cargador opcional de 7,4 kW.

Para conocer en todo momento cuál es el estado de la batería la trampilla de recarga, situada bajo el piso articulado del maletero, cuenta con un código de colores que indica el nivel de carga. Una información que también es posible consultar desde el teléfono móvil a través de la app My Citröen. Otra de las funciones de la aplicación es la de programación de la recarga para, por ejemplo, aprovechar las horas en las que la electricidad es más barata.

El uso recurrente del modo eléctrico de los coches híbridos enchufables no solo supone un ahorro en combustible, también ayuda a mejorar la calidad del aire. La mayor duración de sus baterías disminuye sensiblemente la emisión de partículas contaminantes al poder conducir durante más tiempo utilizando esta energía limpia.