Logo de Eltiempo.es

Cómo llevar un verano healthy sin morir en el intento

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Nos gusta llegar a verano en forma, pero sabemos que mantener la rutina es complicado con tantos planes. Esta guía seguro que te ayudará.

Playa, terrazas y muchas barbacoas. Los días de verano siempre vienen acompañados de infinidad de planes que nos agitan la rutina. Esto nos implica modificar los horarios, la alimentación y la preocupación por el físico, lo que termina pasando factura al cuerpo.

Todo (o casi todo) queda al descubierto y lo que durante el resto del año camuflamos, tapamos o disimulamos, ahora sale a relucir. No tenemos escapatoria (sobre todo si pasamos el verano en la playa).

Desde Eltiempo.es hemos querido hacer un repaso por los cuidados esenciales que no debemos de olvidar para que el verano no nos pase factura y, a la vez, nos permita disfrutar de una de las estaciones favoritas para todos. ¡Ahí van, toma nota!

Hidratación constante

Aunque no tengamos sensación de sed, el calor del verano y las altas temperaturas hacen que nuestro cuerpo expulse más sudor y, por tanto, sea necesario hidratarnos más aún de lo normal. Lo ideal es que bebamos entre 2-3 litros de agua o líquido al día. Nuestra recomendación es que siempre lleves contigo una botella de agua que permita que hagas ese refill que tu cuerpo necesita.

Alimentación, en el verde está la clave

Que el título no te asuste, no quiere decir que nuestra alimentación se base en verduras. Si seguimos el consejo anterior, tanto las verduras como las frutas tienen un alto contenido en agua que nos ayudan a hidratar el cuerpo ante el calor del verano. Por tanto, es bueno tenerlo en mente para enriquecer nuestra dieta y podamos incorporar estos ingredientes siempre que podamos.

Hidrata tu piel

El sol es uno de los mejores aliados para disfrutar del verano pero también es uno de los factores que más nos envejecen en esta época del año por exceso de exposición. En este caso, la deshidratación viene en nuestra piel, por eso es tan importante protegerla con lociones con SPF y after sun. Si queremos mantener la elasticidad de nuestra piel, lo ideal es aplicar loción corporal hidratante diariamente.

Exfoliación corporal

Si seguimos con los cuidados de la piel en verano, la descamación y mantener las células sanas es una pelea típica de los días de verano. Para mantener la piel sana, debemos mantener nuestra rutina de exfoliación de todo el año. Esto nos ayudará a conseguir y alargar el bronceado que tanto nos cuesta conseguir y que a todos nos gusta mantener hasta la vuelta a la oficina.

Protección solar

El verano, en cierto modo, es el momento del año en el que estamos sometidas a una mayor exposición solar. De la mano de la hidratación y el cuidado corporal, lo más importante es la protección de la piel. En verano se recomienda utilizar un factor de protección de 30 a 50, no sólo por las quemaduras del sol, sino para la radiación de los rayos UVA que pueden inducir al cáncer de piel. Recuerda que no sólo hay que proteger la piel, también los labios, los ojos, la cabeza e, incluso, el pelo.

Cuida tu pelo

El cabello es una de las partes del cuerpo que más sufren en verano. El sol, el cloro de la piscina, el mar y la humedad… lo resecan y desgastan. ¿Qué podemos hacer? Existen diferentes remedios: cubrir la cabeza con un sombrero o un pañuelo, utilizar protector solar para el pelo y champús naturales que lo dejen bien hidratado. Otro buen hábito en verano es mojarse el pelo en la ducha antes de entrar en la piscina o en el mar, al ser el pelo poroso esto favorece un menor contacto con agentes irritantes.

Mueve tu cuerpo

Si llevas trabajando para llegar a verano fit, no es el momento para dejarlo. En esta estación solemos tener más tiempo libre por lo que sacar un hueco para mantenerse activo no será complicado. Si el calor es lo que te da pereza, recuerda que en esta estación podemos hacer otros deportes más veraniegos como paddle surf, Kite surf, buceo o simplemente unos largos en el mar cuando la marea lo permita.