Logo de Eltiempo.es

Playas secretas en las que disfrutar del verano a tu bola

ElTiempo.es

ElTiempo.es

¿Buscas rincones secretos y espectaculares? ¿Quieres la localización perfecta con la que presumir en redes sociales? Sigue leyendo, ¡y guarda el secreto!

En verano, solo con pasearse por el mapa de las temperaturas en España es suficiente para sentir en la cara el calor que marcarán los termómetros y que solo nos invitan a pensar en playas y la brisa del mar. Eso, unido a los deseos de tranquilidad y relax que todos demandamos en vacaciones, hacen que las búsquedas de calas íntimas en las que disfrutar de nuestros mares se multipliquen.

Lugares secretos, poco concurridos y desconocidos para la mayoría de los turistas están más cerca de lo que piensas. Solo necesitarás un poco más de paciencia para encontrarlos, y una cámara de fotos para inmortalizar las postales que enseñarás a todos tus conocidos a la vuelta.

Verano azul en la Playa del Molino de Papel, en Nerja

Elegir playa en la Costa del Sol no es tarea fácil. Pero lo que está claro es que si se trata de elegir calas íntimas y lugares exclusivos, Nerja es uno de los lugares ideales. Entre los conocidos acantilados de Maro y Cerro Gordo, tras descender una pendiente de varios kilómetros solo apta para aventureros, llegamos a la Playa del Molino de Papel. En este rincón exclusivo las horas pasarán sin que te des cuenta, y la desconexión y el relax están más que asegurados… ¡No olvides llevar agua y comida para pasar el día!

¿Hay algún rincón íntimo en Menorca? Bienvenidos a Cala Escorxada

En la maravillosa Menorca, la isla de las 75 playas, hay rincones para todos los gustos y para todos los públicos. La Cala Escorxada es uno de esos lugares exclusivos y alejados de todo núcleo urbano en los que disfrutar de arena blanca y aguas turquesas, marca de la casa, y a la que llegarás, si vas a pie, después de recorrer unos 4,5 kilómetros en un camino en el que no te puede faltar protección solar y agua. Pese a eso, créenos, el paseo merecerá la pena. Estas vistas quedarán para siempre grabadas en tu retina.

Playa de Las Conchas, uno de los últimos rincones vírgenes de Lanzarote

Al norte de la isla de La Graciosa, a un kilómetro al noroeste de Lanzarote, llegamos a uno de los últimos rincones vírgenes alejado de la gente y los núcleos urbanos: los 600 metros de arena (¡ni más ni menos!) que dan forma a la impresionante playa de Las Conchas. Si vas en barco desde Lanzarote a la isla, llegarás tras recorrer los 5 kilómetros que separan Caleta del Sebo de esta playa exclusiva e íntima. Y te aseguramos, sin miedo a equivocarnos, que se convertirá en esa playa a la que siempre querrás volver.

Rincones íntimos en Cala Chicré, Almería

¿Quién no pone la vista en el Cabo de Gata almeriense, cuando hablamos de calas y playas espectaculares en nuestro país? En el litoral andaluz encontramos uno de esos rincones que dejan sin aliento a quienes los visitan por primera vez, la Cala Chicré, vecina de la Cala Carbón, en Almería. ¡Atención a la marea! Si sube, no tendrás sitio para poner la toalla en la arena y te tocará tumbarte sobre las rocas, por lo que lo mejor es mirar el tiempo y elegir el mejor día para embarcarte hasta allí. 

«Cabo de Gata (Almería)» by Spacelives is licensed under CC BY-SA 2.0 Fuente: Flickr

Playa de Valdearenas o Arenal de Sonabia, en Cantabria

En la parte oriental de la costa cántabra se encuentra la playa perfecta para todos aquellos que sean amantes de los paisajes verdes, entornos rocosos y la arena fina donde tirar la toalla y pasar largas horas de verano bajo el sol cántabro. Es una playa naturista de unos 150 metros de longitud, 120 metros de anchura, arena dorada y aguas con un oleaje moderado donde (de lo mejor, si no te gusta andar para llegar a la playa), es que puedes acceder en coche y evitar paseos por la naturaleza antes de llegar.

El entorno más natural de la Costa Brava, en la Cala Estreta 

¿Buscas un sitio tan natural y donde parezca que nunca ha pasado el ser humano? La cala Estreta, en la infinita Costa Brava, es uno de esos rincones desconocidos y exclusivos a los que llegar tras un breve paseo, como todos los rincones que no te puedes perder de esta zona. Si te animas a ir (lo que te recomendamos, porque no te arrepentirás), aparca en la Platja Castell, ponte un calzado cómodo y toma el camino de 20 minutos que te llevará a este maravilloso paisaje.