Logo de Eltiempo.es

deportes

¿Por qué es importante apuntarte a una escuela si vas a esquiar?

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Piensa en esquiar. ¿Qué se te pasa por la cabeza? Probablemente, tu nivel encima de los esquís. Seas habitual o amateur, hay un consejo infalible: apuntarte a una escuela.

El esquí es un deporte con grandes beneficios para la salud. No solo desintoxica tu cuerpo y te ayuda a desestresarte, si no que mejora tus habilidades psicomotrices, fortalece tu musculatura. En otras palabras, el esquí es un deporte que suele enganchar. No obstante, debemos tener en cuenta que es crucial realizarlo de manera progresiva y adaptada a tu nivel. 

Para ello, el aliado más recomendable es una escuela de esquí. Uno de los centros más importantes en el panorama actual es CEROGRADOS, escuela que ofrece clases de esquí en Sierra Nevada. Estas son, según los expertos de la marca, las principales razones por las que una escuela marca la diferencia.

1. Los profesores

Los perfiles de los profesionales dedicados a enseñar este deporte son cuidadosamente seleccionados para que puedan atender y adaptarse a las expectativas de los clientes que visitan la estación. 

Tanto si eres un experto como un principiante, la capacidad de asesoramiento de una empresa con 25 años de experiencia como CEROGRADOS es muy considerable, lo que permite disfrutar aún más las clases y asegurar el éxito en el aprendizaje. 

Además, el nexo de unión y la confianza depositada en el profesor permite fraguar en muchos casos una relación más allá del esquí/snowboard y contribuir al éxito en la experiencia.

2. El material de esquí

Siendo principiante lo normal es que no tengas todo el material necesario para esquiar. La escuela se encargará de proveerte todo lo que necesitas para tu primer día. Ei eres un profesional del esquí, las tablas, botas, etc. no te faltan, pero, siempre es grato que te expliquen el porqué de la elección de un material u otro en función de las aspiraciones, talla, peso. La confianza y las ganas van en aumento al hacerte cómplice de todo el proceso en la elección del material.

Además, es llamativo tener la oportunidad de estrenar material de alquiler. Salir con unas botas y unos esquís recientes, además de aportar mucha confianza, da una seguridad, disminuye la posibilidad de lesiones y te acerca más al éxito de la jornada.

“Renovar cada temporada el material no es un mero capricho, es una apuesta decidida por la calidad y por la seguridad del cliente, y más aún en un mundo en el que la evolución tecnológica no se detiene, y temporada a temporada ofrece mejoras sustanciales en botas, tablas y esquís”

Martín Oltra, director de CEROGRADOS

3. Las instalaciones

Las diversas áreas de recepción, que en tiempos COVID son esenciales, o la zona VIP y el rincón del cliente -en el que poder tomar un café y compartir vivencias con el resto de esquiadores- te permiten descubrir toda la cultura que hay detrás de este apasionante deporte.

Por otro lado, los más pequeños también pueden disfrutar y aprender en el Jardín Alpino, una preciosa casita de madera ubicada en pistas, en el que los niños inician su primer contacto con la nieve con toda seguridad y la mejor atención.

4. Experiencias y momentos

Saber como hacer las cosas, adecuarse a cada persona y hacerla sentir única, es el principal objetivo de una escuela. Cuando empiezas a controlar tus esquís, a tener la sensación de que tu decides en todo momento que hacer encima de ellos, la adrenalina te invade y te conviertes en un apasionado de la nieve. No es difícil sentir estas sensaciones, ni necesitas tener una trayectoria espectacular, con acudir a una escuela ya se puede empezar a sentir el “gusanillo” por este deporte.

Si algo tenemos claro cuando decidimos realizar un deporte como el esquí, es que  al final lo importante es vivir la experiencia y generar buenos recuerdos, de esos que se quedan grabados para siempre y hacen que tengas unas ganas infinitas por volver a esquiar.