Álbum

Valles pirenaicos

De las altas cumbres del anterior reportaje, descendemos a los valles pirenaicos para hacerles compañía a nuestras amigas las vacas, unos animales adustos pero que nos alimentan con uno de los productos básicos para nuestra alimentación, la leche en sus diferentes formatos. Por eso y con vuestro permiso, este reportaje va dedicado a ellas.

Álbum

Este álbum sólo puede ser eliminado por el usuario que lo subió: antonio velez

Este comentario sólo puede ser eliminado por el usuario que subió el álbum: antonio velez

antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez

Total de álbumes de Barcelona 4542

  • Álbum anterior

    Montañas nevadas del Pirineo

  • Álbum siguiente

    Casas de Campellas

  • Avatar
    Muy buenas noches Antonio. Pues nunca está mal una dedicatoria a las vacas, además de que han salido más que guapas, jaja.... Aunque normalmente no atacan, a mi me dan mucho respeto y no suelo acercarme mucho, que ya tuve un susto hace tiempo. Enhorabuena por el reportaje; son unas fotografías extraordinarias. Un abrazo desde la capital palentina.
  • Avatar
    Este reportaje en fantástico como los demás de este conjunto. Con respecto a lo que comenta Pilar, a los animales es mejor dejarlos tranquilos, una vaca no suele atacar, no somos sus presas, pero pueden sentirse amenazados por ejemplo si nos acercamos demasiado a los terneritos y ya tenemos el lio montado. Un abrazo desde Madrid
  • Avatar
    Se lo merecen PILAR, no olvidemos que la leche es uno de los alimentos más completos que existen, y lo podemos tomar en sus diferentes formatos. En esta zona la ganadería es una de las principales fuente de ingresos, por eso es muy frecuente verlas pastando por estas montañas y valles. En los paseos que daba estos pasados días navideños por la zona, el silencio solo lo rompían los cencerros de las vacas con su sonido característico, tolón tolón, jaja. Un abrazo para las tierras palentinas, desde la Patagonia argentina.
  • Avatar
    Tienes razón Arce, los animales suelen ser agresivos cuando protegen a sus crías, pero estas vacas son muy pacíficas y te ignoran de una manera casi despectiva. Yo hice las fotos a unos dos metros y apenas se dieron cuenta de mi presencia, eso sí, tenía estudiada la ruta de escape por si se daba el caso, uno ya no está para muchos revolcones, jajaja. Un abrazo desde El Calafate, una ciudad en la Patagonia argentina.