Álbum

Monasterio de San Bartolomé - LUPIANA

Compartir por email

Comparte tu álbum de fotos con:

Envíalo a varias personas separando los correos por comas
Información enviada correctamente Se ha producido un error. Por favor, revisa los datos

Es lunes. Los niños no tienen clase porque se celebra el día de la Enseñanza y se nos plantea una oportunidad estupenda de acercarnos los tres hasta el monasterio de San Bartolomé, en Lupiana. El horario de visitas está restringido a los lunes por la mañana y el día, meteorológicamente hablando, ha amanecido relativamente bueno después de un fin de semana que no lo fue tanto. Nada más llegar, tremenda

decepción. La zona de entrada al monasterio se encuentra en obras, con la fachada llena de andamios y unos obreros que se afanan en picar las paredes, dejando caer cascotes a diestro y siniestro. Nos indican que toquemos el timbre de una puerta y así lo hacemos en un par de ocasiones. Pero nada, nadie nos abre. Nos metemos al coche contrariados y cuando estamos a punto de arrancar aparece un señor que nos llama la atención moviendo los brazos. ¡Salvados!, es el guarda del monasterio. A partir de ahí, una visita y unas explicaciones por parte de nuestro guía de lo más interesantes. Según nos cuenta, este impresionante monumento se encuentra en manos privadas desde hace ya muchos años y por desgracia, no existe actualmente ningún concierto con la administración que pueda garantizar una mejor conservación o restauración de los elementos más deteriorados. Aún así, se van haciendo pequeñas obras de mantenimiento gracias al dinero que se genera por la celebración de bodas y otro tipo de eventos. Lo más destacable, sin duda, es el maravilloso claustro que se nos presenta como una joya de la arquitectura renacentista, obra de Alonso de Covarrubias. También nos enseña algunas habitaciones con un artesonado precioso aunque, por desgracia, en un estado bastante lamentable. “Hace falta mucho dinero para restaurarlo”, nos dice. Lleva razón. Salimos a los umbríos jardines y Nerea y yo nos ponemos a corretear cual si fuéramos gráciles duendecillos, bueno… yo más bien como si fuera un troll con sobrepeso. Lo que fue su antigua iglesia, con su magnífica torre almenada, también es motivo de admiración aunque se encuentre sin techumbre y en estado de ruina. Los libros dicen que en el monasterio de San Bartolomé se fundó la orden de San Jerónimo en España. En el 1569, el Rey Felipe II entregó al prior la prerrogativa de nombrar alcalde mayor, alguacil, escribano y todo tipo de oficiales del Concejo, con lo que toda la jurisdicción y señorío de la nueva villa de Lupiana quedaba en manos del monasterio. Ese señorío no fue abolido hasta el siglo XIX. Según nos cuenta el guarda, actualmente sólo quedan algunos monjes jerónimos en Segovia, no se si alguien me lo podrá confirmar. Bueno, os invito a pasear por un trocito de historia olvidada…

Álbum

Este álbum sólo puede ser eliminado por el usuario que lo subió: Juan

Este comentario sólo puede ser eliminado por el usuario que subió el álbum: Juan

Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan
Juan

Total de álbumes de Guadalajara 1070

  • Álbum anterior

    Bocígano por la mañana

  • Álbum siguiente

    Atardecer en carretera

  • Avatar
    Tenemos unas joyas en la provincia que muchas veces no sabemos ni que existen. Te agradezco que hayas traído estas fotos, por demas estupendas, para que veamos las maravillas que tenemos. Hace años tuve la oportunidad de asistir a una comida a la que me invitaron y quedé impresionado de tanta belleza. Hice un par de carretes de fotos y he sido incapaz de encontrarlas. Bueno lo dicho, enhorabuena por tan buen reportaje y hasta la vista.
  • Avatar
    Hola, Juan; un interesante lugar que nos has presentado con una genial introducción. No sé qué tienen los claustros pero me gustan mucho y éste parece muy bonito. Aunque las fotos 8 y 21 son mis preferidas, geniales. Un abrazo desde Madrid.
  • Avatar
    Juan, bonito paseo y agradable con vuestra compañía; gracias por dejar que también disfrutemos nosotros de tales bellezas arquitectónicas. Saludos desde Abarán-Murcia.
  • Avatar
    Hola Juan; Que bonito lugar nos muestras hoy de este estupendo Monasterio de San Bartolome,muy bien captado en tus fotografias.Ya me lo he pasado a la agenda de lugares a visitar por si algun dias andamos cerca. Con tu permiso me quedo con el escudo heraldico para mi coleccion. Te felicito por tu buen hacer y te mando abrazos para ti y los tuyos.
  • Avatar
    Hola Juán, Tuvimos suerte, vosotros por poder entrar y nosotros por poder disfrutar de estas estupendas fotografias. Es un bonito monasterio, el claustro es precioso. Saludos desde Santander
  • Avatar
    Te puedes creer Juan que este chico a perdido 72 fotografías, como el que pierde un paraguas. Menos que tu has dado cumplida cuenta de esa maravilla arquitectónica que es ese monasterio. Un beso.
  • Avatar
    Perdón, ha perdido quería decir.
  • Avatar
    Hola Juan, me ha gustado mucho tu reportaje del Monasterio de San Bartolomé, un lugar perfecto para la meditación y olvidarse de los problemas. Te felicito, saludos desde Madrid.
  • Avatar
    Buen repor.. y buenas fotos,,gracias
  • Avatar
    Pues esta maravilla la tenemos a tiro de piedra y yo creo que no la conoce mucha gente E.R.. De perder fotos yo también tengo experiencia. Un saludo majete...
  • Avatar
    Hola Carmen. Coincido en tu gusto por los claustro y éste en concreto es realmente bonito. Gracias, como siempre. Un abrazo.
  • Avatar
    Si que es bonito este lugar aunque muy difícil de visitar por lo restringido de su horario. Un abrazo hasta Navarra.
  • Avatar
    Pues sí Merce, es increíble que dejemos echar a perder lugares y monumentos como éste. ¿A que es genial lo del jardín en la iglesia?. Un beso hasta Soria de los de por aquí.
  • Avatar
    Gracias por tu visita Pepi. La verdad es que este monasterio merece darse una vuelta y contemplar las maravillas que atesora. Un abrazo hasta Cantabria.
  • Avatar
    Me olvidaba de tí Roger. Muchas gracias por tu visita y tu comentario, siempre tan amable. Un saludo.
  • Avatar
    Pues yo fotos y paraguas también he perdido unos cuantos, Pilar. Pues nada sirva este repor para recordar esos momentos. Un beso y a ver si nos vemos pronto.
  • Avatar
    Gracias Carmen A. por tu comentario. Desde luego lugares como este son ideales para disfrutar del retiro y alejarse del mundanal ruido. Un saludo.
  • Avatar
    Gracias por tu visita quique. Un saludo.
  • Avatar
    Y yo me hubiese quedado a restaurar esas joyas... Cuantas maravillas estamos conociendo de esta provincia y lo que nos queda. No dejes de acompañarme por estos caminos, pueblos, historias, rincones de esta tu tierra extraordinaria y sorprendente. Los besos te los sirves tu, porque yo seguiré siendo la bienbesada
  • Avatar
    Y encantada que estarías tu si te dejaran restaurar. Mientras podamos seguiremos acompañándonos en nuestras excursiones por esas tierras de Dios. Maite zaitut, nere maitia.
  • Avatar
    Nos alegra te gusten las fotos, Kike. La verdad es que tienes un pueblo encantador y el monasterio una auténtica maravilla. Un saludo desde Tórtola.
  • Avatar
    Vaya,Juan;interesante y divertida introducción(me imagino a un... ¿duendecillo?,genial.Bueno,dejémoslo).Me ha gustado mucho,cómo nos muestras ese precioso monasterio.Me gusta la foto 15,a contar por abajo,pues imagino dos fuentes(ahora inexistentes) y dos caras blandiendo espada,(la una)y la otra cubierta por la hiedra...!!Qué pena de artesonado!!.Felicidades por vuestro esfuerzo en mostrar lo que hay por la provincia y un abrazo para los tres.Conchy
  • Avatar
    Gracias Conchy. Lo de los jardines de este monasterio realmente tiene algo de mágico. La hiedra, el verdín en las estatuas... muy chulo, la verdad. Un abrazo hasta Molina.
  • Avatar
    Hola Juan, por tus fotografías la sensación es que está bien cuidado..... muy buenas fotografías de San Bartolomé y ciertamente tiene un claustro precioso, gracias por el paseo por ese trocito de historia, que tu haces que no se olvide. Un cordial saludo