Consejos para arrancar el coche en frío

Claves que permiten arrancar el coche en frío con seguridad, en especial, en los días de invierno con bajas temperaturas.

Pablo Ramos

Pablo Ramos

El frío es un factor que puede dificultar poner en marcha el vehículo. Sin embargo, se pueden llevar a cabo una serie de acciones para lograrlo y hacerlo con mayor seguridad. Por ello, es conveniente conocer una serie de consejos para arrancar el coche en frío en invierno.

arrancar-coche-frio-invierno (2)
Una vez arrancado el coche, se recomienda eliminar el hielo de los cristales y limpiarlos. Fuente imagen: Pixabay

Cómo arrancar un coche en frío 

Lo primero que hay que hacer es introducir la llave y girarla para activar el contacto. Aquí entra en juego el primero de los consejos para arrancar el coche en frío. Es conveniente esperar unos 20-30 segundos. El objetivo es que nuestro vehículo controle y chequee que todos los servicios y funciones son correctas antes de arrancarlo.

En resumen, lo que se debe hacer es activar el contacto con la llave. Seguidamente, colocar los espejos en la posición adecuada, ponerse el cinturón y comprobar que todos los comandos del coche son los correctos. 

Este periodo de tiempo permitirá a la batería activarse de forma correcta para que sea capaz de arrancar el motor del coche en frío.

Otro aspecto a tener en cuenta es que durante los primeros minutos tras el arranque del coche se debe circular a revoluciones bajas. Lo óptimo es hacerlo entre 1.500 y 2.000 revoluciones en los primeros 10-15 minutos.

De esta manera, las piezas, el mecanizado del coche y fluidos como el aceite del motor adquirirán la temperatura idónea para que todo funcione correctamente, minimizando así los riesgos de dañar el motor. 

Presta atención a los cristales

Otro de los consejos clave para arrancar un coche en frío es evitar los movimientos bruscos y los acelerones durante los primeros minutos. Del mismo modo, se aconseja evitar poner la calefacción.

Aunque cueste un poco conducir con temperaturas bajas, es preferible esperar hasta que el motor se caliente y se pueda climatizar el aire sin necesidad de forzar el sistema. El objetivo de esto es que no sufra en exceso hasta alcanzar la temperatura óptima. 

Otra medida a tener en cuenta es la limpieza y visibilidad de los cristales. En el invierno, es mucho más probable que los cristales se empañen y que se vean afectados por las heladas. Por ello, una vez arrancado el coche, se recomienda eliminar el hielo de los cristales y limpiarlos en el caso de que estén empañados antes de comenzar la circulación.

Todos estos consejos para arrancar el coche en frío dependen, en gran medida, del estado del vehículo y de los años que tenga. Es probable que aquellos coches con más de 10 años requieran un cuidado más frecuente. Por lo que habrá que prestarles mucha más atención al arrancarlos con frío.

El mantenimiento continúo es clave

En los meses que registren temperaturas más bajas, se debe prestar especial atención al nivel del anticongelante. Un líquido fundamental todo el año, pero más aún durante el invierno. 

arrancar-coche-frio-invierno (1)
Fuente imagen: Pixabay

Del mismo modo, hay que mantener la batería y los neumáticos en un estado óptimo. Nadie duda que la batería es clave pero no ocurre lo mismo en la mente de la población con los neumáticos. Y es que, son una de las partes más importantes del coche y a la que menos atención prestan los conductores. 

Igualmente, ante las bajas temperaturas, hay que mantener una mayor atención al estado de las escobillas, los cristales y los faros. Estos elementos aportan visibilidad y su estado y mantenimiento correcto permite conducir con una mayor seguridad.