¿Cuándo acaba la alergia primaveral?

Durante los meses de mayo y junio la polinización de muchas plantas se intensifica lo que agrava los síntomas de alergia primavera en muchos pacientes.

Pablo Ramos

Pablo Ramos

Durante los meses de mayo y junio la polinización de muchas plantas se intensifica lo que agrava los síntomas de alergia primavera en muchos pacientes

VÍDEO: CALENDARIO DE POLINIZACIÓN EN ESPAÑA

La alergia se dispara en las últimas semanas de la primavera, sobre todo, las referidas a las gramíneas, que llegan a sus picos más altos. Los índices de polinosis son muy elevados en gran parte del país durante mayo, por ejemplo. De hecho, gran parte de la mitad sur y la mitad oriental del país presenta unos altos niveles de polen en este época del año. Pero, ¿cuándo acaba la alergia primaveral?

La alergia primaveral que afecta a millones de personas no tiene una duración concreta ya que cada paciente tiene alergia a un tipo de polen distinto y sus síntomas pueden ser más o menos intensos. Existen también por ejemplo alergias de invierno y alergias de otoño.

Sin embargo, la gran mayoría de personas sufren alergia al polen en primavera dejan de padecer los síntomas más severos poco a poco con la llegada del verano, a finales del mes de junio y julio. 

Esta reducción de la incidencia se debe a que las condiciones ambientales en las últimas semanas de la primavera y primeras del verano, en las que las temperaturas son muy elevadas, mayor el número de horas de luz y las precipitaciones mucho más escasas que en abril y mayo, hacen que las plantas cumplan su ciclo biológico anual y dejen de producir polen.  

En este aspecto, hay que recordar que la variedad climática y geográfica española hace que las particularidades de cada región sean distintas tanto en los aspectos meteorológicos como en biodiversidad. Esto provoca que, en un mismo mes, la afectación de polen en el norte y en el sur pueda ser de distintas plantas o que la duración de la polinosis se prolongue o se acorte en función de cada zona. 

Cuánto dura la alergia primaveral

La alergia a pólenes tiene una especial incidencia en los meses de primavera, desde marzo hasta junio e incluso julio. No obstante, hay plantas que polinizan en distintos momentos del año. 

La alergia propia de la primavera, como las gramíneas, el plátano de sombra, el olivo o el pino, suele comenzar entre los meses de marzo y abril. De este modo, de forma paralela al incremento de las horas de luz, las precipitaciones y el aumento de las temperaturas, estas plantas polinizan de forma más o menos intensa hasta el mes de junio. Aunque en función de las condiciones particulares de ese año, pueden prolongarse hasta el mes de julio. 

Calendario de alergias y niveles de polen

Las alergias a pólenes pueden producirse durante todo el año, aunque la gran mayoría de personas lo sufren en primavera. Por orden cronológico, durante los primeros meses del año, los polen de mayor incidencia en enero, febrero y marzo, sean las cupresáceas, los alisos y algunos tipos de pinos. 

Durante los meses de marzo y abril, es frecuente el polen de cupresáceas, pino y también comienza a registrarse niveles elevados de plátano de sombra, gramíneas y olivo. 

cuando-acaba-alergia-primavera-tipos- polen

Por su parte, en los meses de mayo, junio y julio e incluso agosto, el polen de mayor afección en la población es el polen de gramíneas seguido del polen del olivo, el roble, las encinas. 

Síntomas de alergia primaveral en adultos

Hay que recordar que los síntomas de alergia al polen más característicos son el picor de nariz, ojos y partes concretas de las vías respiratorias, como el paladar o la garganta, o la congestión nasal. En los casos más graves, se pueden producir tos, dificultad para respirar, conjuntivitis e incluso cuadros de asma polínica. 

Así los síntomas de la alergia se pueden agrupar en: 

  • Picor de ojos, nariz y vías respiratorias
  • Estornudos
  • Moqueos y congestión nasal 
  • Dificultad para respirar y pitidos
  • Asma polínica
tipos-polen-mayo (2)

Tipos de polen en primavera

Todos estos síntomas de la alergia primaveral son reacciones del cuerpo y del sistema inmune a la afección de los pólenes más comunes de esta estación del año. En este sentido, los tipos de polen que afectan a mayor número de personas en España durante la primavera son las gramíneas, el olivo, el plátano de sombra, la salsola, la parietaria y en menor medida el abedul. 

Consulta los niveles de polen 

Desde eltiempo.es, además de la información meteorológica se puede acceder a la información sobre los índices polínicos de cada provincia, consultando así qué tipo de polen está activo en cada región y los niveles que se registran, una información actualizada semanalmente.

A través de los mapas y a partir de una escala de colores, los más de 14 millones de alérgicos que se contabilizan en nuestro país, pueden identificar la incidencia de 18 variedades, desde el ciprés, pasando por las ortigas, fresnos, la gramínea o el olivo.