La energía solar ya es la fuente de energía más barata del mundo

Las electricidad generada con fuentes de energía renovable han seguido creciendo este 2021 y la solar ya es la mas barata del mercado muy por encima de los combustibles fósiles.

Mario Picazo

Mario Picazo

Las energías renovables llegan pisando fuerte este 2021. A día de hoy, fuentes de energía como la solar y la eólica están desbancando a los combustibles fósiles, como las fuentes de energía más baratas del mundo. 

De las energías eólica, solar y otras energías renovables que entraron en funcionamiento en 2020, casi dos tercios, 62 por ciento, eran más económicas que el combustible fósil más barato del mercado. Son datos publicados por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), que así lo avalan.

Las energía renovables que funcionaron en 2020 eran ya un 62 por ciento más económicas que el combustible fósil más barato del mercado

Durante los últimos años ha aumentado la inversión para el desarrollo de tecnologías destinadas a luchar contra el cambio climático. Cada día son más numerosos los proyectos que buscan la manera de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o incluso de eliminar de la atmósfera los que ya han sido emitidos. 

Lo positivo de tener energía renovable más económica

El informe de IRENA, ¨Gastos de generación de energía renovable en 2020¨ , destaca que el coste de las tecnologías renovables siguen cayendo de manera significativa año tras año.

Las energías renovables más baratas brindan a los países desarrollados y en vías de desarrollo, una razón convincente para eliminar el carbón. A su vez, también satisfacen las crecientes demandas de energía, ahorran gastos y suman miles de empleos.

La tecnología que captura energía solar ya es la más barata del mercado de las renovables. Las instalaciones de paneles solares crecen como la espuma en muchas lugares del planeta.

Retirar las costosas plantas de carbón que en la actualidad siguen operando en muchas zonas, supondría reducir la emisión de aproximadamente tres giga toneladas de CO2 al año. Eso equivale a reducir un 20 por ciento la cantidad de CO2 que hay que dejar de emitir a la atmósfera para alcanzar los objetivos de descarbonización propuestos para 2030.

La energía solar a la cabeza de las más económicas

Hoy en día, la energía procedente del sol es la más barata de todas las fuentes de energía de las que disponemos. El coste de generar energía solar, está por debajo del de la energía eólica que le sigue de cerca en segundo lugar, y muy por debajo de los precios que se barajan a la hora de generar energía con combustibles fósiles.

Esta década se espera que las instalaciones de energía solar a nivel global se multipliquen por cuatro

Por ese motivo, durante esta década, se espera que la inversión en instalaciones de energía solar se multiplique por cuatro. El abaratamiento de la tecnología es uno de los puntos clave por los que cada vez se apuesta más por ella. En estos últimos años, la instalación de tecnología solar fotovoltaica se ha abaratado un 90 por ciento y COy esa tendencia a la baja está previsto que siga. 

¿Cuál es la energía renovable que domina en España?

Aunque en nuestro país la energía solar ha crecido gracias a la eliminación del impuesto del sol hace unos años, la energía eólica lidera entre las renovables. Cerca de una cuarta parte de la electricidad generada en nuestro país llega de turbinas eólicas. 

Si a la energía eólica, que sigue creciendo, sumamos el potencial de la energía solar está década, no tardaremos mucho en generar más de la mitad de la electricidad que consumimos solo con estas dos fuentes de energía limpia

En España la energía eólica domina el mercado de las renovables, aunque la solar le sigue cada vez más de cerca.

¿Cómo conseguir reducir nuestra factura de electricidad?

Cuando consigamos hacer este dato real y no dependamos tanto de un mix de fuentes de energía que incluyen los combustibles fósiles veremos precios de electricidad mucho más asequibles. Con el auge de la energía solar y eólica, nuestra dependencia del gas natural no será tan grande, y esa es una de las claves para reducir el precio.  

En la actualidad España compra combustibles fósiles como el gas natural a otros países. El gas natural varía de precio según la situación del mercado y eso hace oscilar el precio de nuestra electricidad. 

La competencia del mercado del gas natural es feroz, y en tiempos de escasez o cuando la exportación se ralentiza, el precio puede disparase y con el, nuestra factura de la luz. Recortando su dependencia, deberíamos notar un abaratamiento de la factura del consumo eléctrico y de muchos otros productos derivados.

A parte de que nuestro recibo de la luz baje más o menos, conseguiremos una transición hacia energías cada vez más limpias derivadas del sol o el viento. Eso desde luego es algo mucho más urgente, ya que necesitamos reducir cuanto antes las emisiones de gases de efecto invernadero que producen calentamiento global.

VÍDEO RELACIONADO: ¿CÓMO FUNCIONAN LAS PLACAS SOLARES?