Afelio

¿Qué es el afelio?

El afelio es el punto más alejado en la órbita de un planeta alrededor del Sol. La Tierra gira alrededor del Sol con una trayectoria elíptica, en la que el Sol está situada en uno de sus focos. Esto explica que la distancia respecto al Sol no sea siempre la misma, siendo máxima en el afelio y mínima en el perihelio.

¿Cuándo es?

Las fechas en que la Tierra alcanza los puntos extremos en su órbita no son fijas debido a pequeñas variaciones en su excentricidad.

La Tierra se encuentra en el afelio dos semanas después del solsticio de verano, más concretamente en torno al 4-5 de julio.

¿Qué pasa cuando la Tierra está en el afelio?

La diferencia de distancia entre la Tierra y el Sol durante el afelio y el perihelio es de unos 5 millones de kilómetros (unas 13 veces la distancia existente entre nuestro planeta y la Luna). No obstante, teniendo en cuenta que la distancia media del Sol respecto a la Tierra es de unos 150 millones de kilómetros, supone una diferencia relativamente pequeña y muy poco significativa en la temperatura del planeta.

De hecho, y aunque suene contraproducente, pese a estar más lejos del Sol, en el hemisferio Norte hace más calor en el afelio. Esto se explica por la inclinación del eje terrestre que hace que el Sol incida más verticalmente y durante más horas en el hemisferio Norte durante el verano.

Por tanto, debido a la escasa excentricidad de la órbita elíptica terrestre, tiene mucha más relevancia la inclinación del eje de rotación de la Tierra que su distancia respecto al Sol a la hora de condicionar la temperatura de una región del planeta.

Incluso para el planeta en su conjunto, tampoco se cumple que en el afelio la temperatura media sea más baja. Esto tiene su explicación en la distribución de los continentes y océanos.

El hemisferio Norte tiene menos superficie sumergida (océanos) que el Sur, por lo que el efecto regulador de éstos sobre la temperatura es menor. Esto implica que el verano en el hemisferio Norte sea más cálido que en su hemisferio opuesto, provocando que la temperatura del planeta sea mayor durante el afelio que en el perihelio.

Por último, hay que tener en cuenta que la velocidad de traslación de la Tierra no es constante, siendo mínima en al afelio y máxima en el perihelio, motivo por el cual el verano dura 5 días más que el invierno en el hemisferio Norte.