Secciones

Gradiente de presión


¿Qué es el gradiente de presión?

El gradiente de presión o gradiente barométrico es el cambio de la presión atmosférica en una cierta distancia. Normalmente se refiere a la distancia entre dos puntos en la horizontal, siendo por tanto un gradiente horizontal de presión.

En los mapas meteorológicos, las isobaras son líneas que unen puntos con la misma presión atmosférica, de forma que el vector perpendicular a las mismas representa el gradiente de presión.

¿Qué significado meteorológico tiene el gradiente de presión?

Cuanto más juntas están las isobaras, mayor es el gradiente de presión. Conocer esta variable es fundamental para hacerse una idea de la intensidad del viento.

El aire fluye desde las zonas de altas presiones hacia las bajas presiones. Por tanto, la velocidad del viento será mayor cuanto mayor sea el gradiente barométrico.

Cuando se tiene un área sin apenas gradiente de presión hablamos de pantano barométrico, siendo una zona predominantemente estable y con escaso viento. Por el contrario, cuando identificamos un fuerte gradiente de presiones en un mapa es sinónimo de vientos intensos y de una atmósfera más inestable.

No obstante, hay que matizar que en realidad el viento no va paralelo a las isobaras, si no que tiene cierta desviación; esto es debido a la acción de la fuerza de Coriolis, que desvía la dirección hacia la derecha (en el plano) en el hemisferio norte. Esto es lo que explica la circulación antihoraria alrededor de las borrascas (núcleos de baja presión) y horaria en el caso de los anticiclones (núcleos de alta presión).

Por último, el gradiente de presiones es la base de uno de los índices de la circulación atmosférica dominantes en Europa: el índice NAO. Este índice es un indicador de gradiente de presión entre las altas presiones subtropicales (comúnmente conocido como anticiclón de las Azores) y las bajas presiones subpolares.

Un fuerte gradiente se corresponde con una NAO+, mientras que un gradiente débil lo hace con una NAO-. En el primer caso, si la circulación de bajas está muy al norte, lo habitual es que en España tengamos un clima templado y húmedo tan sólo en el extremo noroeste (seco en el resto), mientras que en el segundo caso, pueden tenerse diversidad de configuraciones atmosféricas, con posibilidad de periodos fríos y/o húmedos en gran parte del país.

Te puede interesar: