Secciones

Grados Celsius


¿Qué son los grados Celsius?

El grado Celsius representa una unidad de medida de la temperatura que hace coincidir el punto de fusión del agua a presión del nivel del mar con su cero (0 grados Celsius) y su punto de ebullición con el valor de 100 grados Celsius. Se expresa con el símbolo “°C”.

La escala de los grados Celsius sitúa su punto cero en unos 0,01 grados por debajo del punto triple del agua, es decir, aquel en el que pueden coexistir en equilibrio los tres estados de agregación de la materia: sólido, líquido y gaseoso.

Es la escala de temperatura más habitual en meteorología en nuestro país, aunque no es la unidad básica de referencia en el Sistema Internacional para la medición de la temperatura, que son los grados Kelvin (K).

Esta unidad rinde homenaje a su creador, el físico y astrónomo sueco Anders Celsius, del que tomó su nombre.

Historia de los grados Celsius

Anders Celsius propuso en 1742 una escala de temperatura inversa a la actual, ya que tomaba el 0 como la temperatura de ebullición del agua y el 100 como la de fusión, y el intervalo comprendido entre ambos valores estaba dividido en cien partes iguales, de ahí que inicialmente recibiera el nombre de escala centígrada. El uso actual de «grados centígrados» es incorrecto.

Años más tarde, Jean-Pierre Christin (1743) y Carlos Linneo (1745) invirtieron estos puntos, de forma que se estableció el punto de congelación del agua en 0°C y el de ebullición en 100°C.

¿Son lo mismo que los grados centígrados?

El grado Celsius (°C) sustituyó desde 1948 como unidad de medida al tradicionalmente conocido como grado centígrado, aunque ambas unidades son iguales en valor.

El grado centígrado se utilizó como unidad de temperatura hasta que en 1948 la Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM) abrió el debate sobre la necesidad de sustituir como referencia el punto del hielo por el punto triple del agua, mejor definido y con mayor reproducibilidad. Finalmente, la idea fue aprobada, tras muchas discusiones, de forma que el punto triple del agua pasó a ser el pilar de la escala de temperatura, y al que se le asignó el valor de 0,01 °C.

A raíz de esta decisión, se sustituyó el nombre de grados centígrados por grados Celsius.

Conversión a otras unidades de medida

Además de los grados Celsius, existen otras dos principales escalas de medición de la temperatura: los grados Kelvin (K) y los grados Fahrenheit (F).

La escala Kelvin es la más empleada en el ámbito científico (especialmente en física y química), al ser la unidad de referencia en el Sistema Internacional de Unidades. Se considera como la “temperatura absoluta”.

Las diferencias de temperatura expresadas en °C y en K tienen el mismo valor, esto es, el intervalo de temperatura entre 0°C y 10°C es el mismo que entre 0 K y 10 K, aunque no sean lo mismo 0°C y 0 K.

0 grados Celsius equivalen a 273 K, de manera que para pasar de grados Celsius a Kelvin hay que sumar 273 al valor de la temperatura registrado en °C. Por tanto, esta escala establece como temperatura de fusión y de ebullición del agua 273 K y 373 K, respectivamente.

La escala Fahrenheit establece como temperaturas de fusión y ebullición del agua 32 °F y 212 °F, respectivamente. Su uso es menos común y se limita exclusivamente a países como Estados Unidos que no siguen el Sistema Internacional de Unidades.

La conversión de grados Celsius a grados Fahrenheit es más compleja y se obtiene al multiplicar la temperatura en Celsius por 1.8 y sumando 32 a ese valor obtenido.

Te puede interesar: