Río atmosférico

Se llama río atmosférico a la región de la baja troposfera que suele tener forma de banda alargada y estrecha, de varios miles de kilómetros de longitud, que transporta grandes cantidades de agua en forma de vapor en comparación con su entorno por la atmósfera. 

Los ríos atmosféricos tienen una escala espacio-temporal amplia: varios miles de kilómetros y varios días de duración. Suelen estar asociadas a los sectores cálidos prefrontales de los frentes fríos. Además, son más destacados en invierno cuando hay más actividad atmosférica. 

En cada hemisferio, pueden encontrarse entre tres y cinco ríos atmosféricos en todo momento, que son identificables sobre los océanos en imágenes de satélite de vapor de agua

Los ríos atmosféricos son los responsables de casi un 90% del transporte meridional de flujo de humedad. Además, también contribuyen al transporte de calor latente entre latitudes tropicales a otras más altas.

Estas zonas sirven como autopistas que distribuyen la humedad desde zonas tropicales o subtropicales a otras latitudes medias y altas del planeta. Cuando estos flujos húmedos y más templados llegan a zonas continentales, si se dan las condiciones adecuadas, esas cantidades de vapor de agua pueden condensar y liberarse en forma de precipitaciones. Se suelen traducir en episodios de lluvias abundantes y en ocasiones pueden provocar inundaciones.

Algunos ríos atmosféricos del mundo

En España, estos episodios de lluvias abundantes llegan al oeste peninsular, cuando se dan ciertas condiciones atmosféricas que lo favorecen. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se presenta una zona de bajas presiones en el Atlántico cercana a las islas británicas y por otro lado, altas presiones cerca de Canarias. Esta diferencia entre presiones, genera un pasillo por el que fluyen esos ríos. De esta manera, impactan en el oeste peninsular y provocan en ocasiones episodios de lluvias muy generosas. 

Cuando se dan patrones atmosféricos en los que hay diferencia de presiones, estos ríos encuentran el camino perfecto para llegar hasta otras latitudes.

Otro ejemplo bastante conocido es el llamado “Pineapple Express”, o por su traducción al castellano el “Expreso de la Piña”. Este río atmosférico es capaz de llevar la humedad de los trópicos cercanos a las islas de Hawái a través del Océano Pacífico hasta la costa oeste de Estados Unidos, causando precipitaciones persistentes y en ocasiones abundantes. 

Estos ríos también tienen un alto impacto en las precipitaciones en la costa suroeste de Sudamérica. Al impactar estos ríos cargados de vapor de agua con la cordillera de los Andes, las lluvias pueden ser muy abundantes y provocar deslizamientos de tierra. 

Te puede interesar: