Relámpago

¿Qué es un relámpago y cómo se produce?

Un relámpago es un resplandor nítido que aparece en las nubes, provocado por una descarga eléctrica durante una tormenta.

Estos fenómenos se dan, por tanto, en las nubes tipo cumulonimbos, pues son las que generan las tormentas eléctricas.

Las descargas eléctricas tienen su origen en la diferencia de cargas existente entre dos nubes (o dos partes de una nube) o entre una nube y la superficie terrestre. En el primer caso, se denominan descargas o rayos nube-nube o intranube, y en el segundo caso, rayos nube-tierra.

Esta diferencia está causada por las partículas de hielo que aparecen chocando entre sí dentro de las nubes de tormenta (cumulonimbos), generando fricción. Estas colisiones provocan la separación de las cargas, quedándose la carga de un signo en la nube, y la carga del otro signo en tierra (o en otra parte de la nube).

La carga eléctrica de la superficie tiene tendencia a concentrarse en torno a objetos o construcciones que sobresalgan, tales como árboles, antenas, montañas o incluso seres vivos. Cuando se acumula suficiente carga, ambas cargas (positiva y negativa) conectan, produciéndose la descarga eléctrica.

En la mayoría de los casos en los que las descargas son nube-tierra, se tiene carga positiva en la superficie y carga negativa dentro de la nube, de manera que este tipo de descargas son rayos negativos. En el caso opuesto, en el que se produce una transferencia de carga negativa desde la nube hacia el suelo, tenemos los rayos positivos. Se estima que entre el 90 y el 95% de las descargas son negativas.

¿Cómo sabemos la distancia a la que se ha producido un relámpago?

Es bastante sencillo calcular de forma aproximada a qué distancia se ha producido una descarga eléctrica. Simplemente hay que observar el momento de aparición del relámpago y contar los segundos que transcurren hasta que escuchamos el trueno.

La diferencia temporal entre el relámpago y el trueno se debe a la diferencia de velocidad de la luz y la del sonido, ya que la primera viaja a una velocidad de 300.000 km por segundo, mientras que el sonido se desplaza a aproximadamente 340 m/s (aunque varía ligeramente en función de la temperatura del aire).

De esta forma, para conocer la distancia aproximada (en kilómetros) a la que nos encontramos de una tormenta únicamente basta con aplicar la siguiente fórmula:

distancia (km) = nº segundos/3

Por ejemplo, si escuchamos el trueno 15 segundos después de observar el relámpago, quiere decir que la descarga se ha producido a unos 5 km de distancia.

Además, también podemos saber si la tormenta se aleja o se dirige hacia nosotros: si el tiempo que transcurre entre la descarga y el trueno es cada vez mayor, se aleja; en el caso contrario, se acerca.

¿Cuál es la diferencia entre rayo, relámpago y trueno?

El rayo es la descarga eléctrica propiamente dicha, mientras que el relámpago es el resplandor o fogonazo que la hace visible.

Por su parte, el trueno es el sonido que escuchamos como consecuencia de esta descarga eléctrica, la cual provoca la rápida compresión y expansión del aire , formando unas ondas de choque que se expanden en todas direcciones provocando el sonido del trueno.

Peligros y recomendaciones ante los relámpagos

Los relámpagos son señales inequívocas de una tormenta eléctrica y que en muchos casos puede ir acompañada de descargas tipo nube-tierra, que son las peligrosas.

Realmente, la probabilidad de que nos alcance un rayo es baja, pero no imposible; de hecho, cada año se calcula que mueren cerca de 2.000 personas en todo el mundo por el impacto de rayos.

La recomendación más básica y útil es evitar situarse debajo de lugares que puedan ser potenciales atractores de estas descargas, como pueden ser los árboles, por ejemplo. También se recomienda evitar el contacto con objetos metálicos.