Secciones

Tifón


¿Qué es un tifón?

Un tifón es el nombre que recibe un ciclón tropical cuando el fenómeno sucede sobre el océano Pacífico occidental (hemisferio norte).

Este tipo de sistemas tormentosos se caracterizan por una circulación ciclónica cerrada (en sentido antihorario) en torno a un núcleo de muy baja presión, conocido habitualmente como “ojo” del tifón, y en el que se tienen unas condiciones de calma, sin apenas nubes ni viento.

Los tifones llevan asociados fortísimos vientos sostenidos de al menos 118 km/h y rachas superiores, lluvias torrenciales y olas extremadamente grandes. Además, como consecuencia del alto gradiente de presiones que se crea alrededor de su centro, se produce una marejada ciclónica que en algunos casos puede dejar graves inundaciones en las zonas costeras.

También destacan por su tamaño, pues pueden tener un diámetro de más de 500 km y dejar rachas de viento sostenido de más de 200 km/h en el caso de los grandes ciclones.

La principal diferencia con las borrascas extratropicales típicas de nuestras latitudes (latitudes medias) radica en que tienen un núcleo cálido en niveles medios y altos, en lugar de ser un núcleo frío. Su aspecto desde las imágenes de satélite también es muy distinto.

Aunque los tifones son fenómenos de origen natural, el cambio climático puede estar alterando su frecuencia y también puede afectar a su intensidad, provocando que tengan efectos mucho más devastadores.

¿Cómo se forman los tifones y por qué se producen?

Al igual que cualquier ciclón tropical, los tifones necesitan de una serie de ingredientes para su formación y subsistencia:

  • Una temperatura del agua superficial oceánica superior a los 26°C, necesaria para que se den altos niveles de evaporación que favorecen la formación de las nubes por convección.
  • Valores bajos de cizalladura. El viento en los distintos niveles de la atmósfera también juega un papel importante, siendo necesario que su dirección y velocidad no cambien sustancialmente con la altura, puesto que, si es así, se produce un desacople entre la parte superior y la inferior del sistema tormentoso.
  • Altos valores de humedad relativa desde la superficie hasta niveles altos de la troposfera.
  • Aparición de una onda tropical en altura. Cuando estas ondas, situadas a lo largo de los trópicos, se encuentran con las condiciones anteriores, pueden amplificarse y derivar hacia la formación de un ciclón tropical.

Además, es requisito indispensable para que se forme un ciclón tropical la fuerza de Coriolis, y hay que tener en cuenta que ésta es nula en el ecuador y aumenta hacia los polos. Por tanto, los ciclones tropicales en general y los tifones en particular no pueden formarse muy próximos al ecuador, aunque se den en la región tropical.

¿Cómo se clasifican?

Los tifones pueden clasificarse de acuerdo con la escala de intensidades de ciclones tropicales del RSMC de Tokio, con 6 categorías:

  • Depresión tropical. Vientos sostenidos (en 1 minuto) inferiores a 61 km/h.
  • Tormenta tropical. Vientos sostenidos entre 62 y 88 km/h.
  • Tormenta tropical severa. Vientos sostenidos entre 89 y 117 km/h.
  • Tifón. Vientos sostenidos entre 118 y 156 km/h.
  • Tifón muy fuerte. Vientos sostenidos entre 157 y 193 km/h.
  • Tifón violento. Vientos sostenidos superiores a 193 km/h.

¿Cuándo y dónde son más habituales?

Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de los ciclones tropicales se forman en una franja de alta actividad convectiva llamada Zona de Convergencia Intertropical, entre los 10° y los 20° de latitud norte, sobre superficie oceánica.

En el caso de los tifones, éstos avanzan desde estas latitudes hacia el norte y el oeste, afectando principalmente a países como Japón, Filipinas, Taiwan o China. De hecho, esta es la región del planeta con mayor actividad de ciclones tropicales.

Por otro lado, el periodo del año más propenso a la formación de tifones es desde finales de junio hasta comienzos de septiembre.

¿En qué se diferencian un tifón y un huracán?

Realmente ambos términos se refieren al mismo concepto: un ciclón tropical.

Mientras que estas perturbaciones se denominan tifones en el margen occidental del Pacífico, reciben el nombre de huracanes si se encuentran sobre el Pacífico oriental, sobre el Atlántico o en el Caribe.

Te puede interesar: