¿Qué es una DANA? ¿Es lo mismo que gota fría?

Se trara de una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), culpable de muchos de los cambios repentinos de tiempo acompañados de fuertes lluvias

Mar Gómez

Mar Gómez

Como su nombre indica, las tormentas DANA, también conocidas antiguamente como «gota fría», son unas depresiones o borrascas. Estas están aisladas en capas más altas de la atmósfera. El concepto DANA y gota fría se refieren al mismo fenómeno. Desde hace unos años, se adoptó el término DANA para referirse a él por ser más apropiado.

Las tormentas DANA ocurren cuando la corriente en chorro polar que se mueve de oeste a este sufre ondulaciones y curvaturas. Estas «formas» aíslan una parte de esta circulación como si fuera una bolsita fuera de la propia circulación de la atmósfera.

Esta bolsa aislada es más fría que el aire que le rodea y al llegar a nuestro país se encuentra con temperaturas más cálidas en superficie.

Cuando esto ocurre, se crea una gran diferencia de temperaturas en las diferentes capas atmosféricas lo cual crea un perfil muy inestable en la atmósfera en el cual las masas de aire ascienden con gran facilidad, se saturan de vapor de agua rápidamente y dan lugar a fuertes tormentas.

Cuando hablamos de una atmósfera inestable o estable nos referimos a la diferencia térmica que hay entre una masa de aire que asciende y el entorno que le rodea.

Estas situaciones de DANA suelen ser muy peligrosas sobre todo a finales del verano y el otoño en la zona mediterránea. El calor y la humedad acumulados en las capas bajas choca con el frío de las capas altas, produciéndose fuertes tormentas y aguaceros.

El mismo proceso ocurre cuando sacamos una lata de refresco de la nevera y rápidamente se forman gotitas sobre ella.

VÍDEO: SIGNIFICADO DE DANA

Precaución con las tormentas DANA y lluvias torrenciales

Cuando estamos ante una situación de fuertes lluvias, como cuando ocurre una DANA, es importante llevar a cabo una serie de medidas que ayuden no solo a evitar las inundaciones, sino también a minimizar los daños.