¿Qué son las rissagas y por qué son peligrosas?

ElTiempo.es

ElTiempo.es

El término rissaga, que podría traducirse como ‘’resaca’’ en castellano, consiste en oscilaciones en el nivel del agua del mar con amplitudes variables (de 10-20cm en los casos más leves y de más de 2 metros en los casos más graves).

El término rissaga hace referencia en primer lugar al fenómeno ocurrido en el puerto de Ciutadella (Islas Baleares), que es donde se dan con más asiduidad, aunque se extiende a veces a otras calas y puertos de las Baleares y la península.

Algunas rissagas han causado pérdidas millonarias como la ocurrida el 15 de junio de 2006 o en ese mismo mes en 1984 el día 21 en Ciutadella con el hundimiento de casi un centenar de embarcaciones.

Momentos previos, el puerto se vacía de agua casi por completo por lo que las embarcaciones llegan a tocar el fondo del puerto, minutos después, el agua vuelve súbitamente a puerto desbordándose y subiendo veleros y yates a los muelles.

Condiciones ideales para las rissagas

Los meteorólogos Agustí Jansà y Climent Ramis definieron en 1983 la situación meteorológica favorable a eventos de rissagas en Baleares y pueden resumirse en:

  • Vientos fuertes de SW a unos 5500-9000 metros de altura
  • Aire cálido Africano a unos 1500 metros de altura, con capa de inversión térmica
  • Inestabilidad en capas medias hacia los 5500 metros
  • En superficie suele dominar el viento de componente E-SE, con cielo nuboso y frecuentes lluvias de barro

¿Cómo se forman las rissagas?

Las rissagas se forman, en parte, por variaciones en la presión atmosférica, son pues fenómenos de origen meteorológico y NO ocasionadas por seísmos o debidos a mareas astronómicas. Las variaciones en la presión inducen variaciones en el peso de la columna de aire sobre la superficie del mar que forman ondas largas que viajan por el Mediterráneo.

A veces estas ondas se acoplan a ondas que viajan paralelamente en la atmósfera, llamadas ondas gravitatorias. Cuando se acoplan ambas ondas (la marina con la atmosférica), se produce una resonancia y las ondas marinas crecen en altura.

En última instancia, la fisionomía del puerto es clave para que la rissaga se desencadene, en particular, el puerto de Ciutadella es óptimo en estos eventos debido a su bocana orientada hacia el SW y su forma alargada y estrecha.