Todo sobre la Ley de Bienestar Animal

Destripamos algunos de los puntos sobre la ley aprobada por el consejo de ministros.

ElTiempo.es

ElTiempo.es

El pasado 1 de agosto quedó aprobada la Ley de Bienestar y Protección Animal. Esta nueva normativa ha sido promovida por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Resulta interesante explicar brevemente en qué consiste y cómo se aplicará esta nueva normativa.

¿Qué es la Ley de Bienestar Animal?

La Ley de Bienestar y Protección Animal es una ley que quiere regular que «la relación de la persona y el animal (sea este de compañía, doméstico, silvestre o salvaje) ha de ser modulada por la cualidad de ser dotado de sensibilidad.

«De modo que los derechos y facultades sobre los animales han de ser ejercitados atendiendo al bienestar y la protección del animal. Evitando el maltrato, el abandono y la provocación de una muerte cruel o innecesaria».

¿Qué prohíbe la Ley de Bienestar Animal?

Hay muchos aspectos prohibitivos de esta ley. Los más destacados son:

Prohibición de la eutanasia injustificada, sólo se podrá realizar de manera justificada.

– Eliminación de la lista de perros «PPP» (perros potencialmente peligrosos).

– Prohibición del maltrato animal.

– Se prohíbe la puesta en libertad en el medioambiente de animales domésticos.

– Prohibición del abandono los animales tanto en espacios abiertos y cerrados.

– No se puede practicar el silvestrismo.

– Prohibición de las peleas de animales.

– Prohibición del uso de animales en espectáculos audiovisuales, artísticos, exposiciones, cabalgatas…

– Se prohíbe la práctica de la mendicidad con animales y la práctica de espectáculos callejeros con animales.

– Prohibición del consumo de animales de compañía o de animales de compañía para otros animales.

– No se puede utilizar animales como premio o rifa.

– Prohibición de ataduras de animales a vehículos en marcha.

– No está permitida la tenencia de animales en terrazas, balcones, vehículos

– Está prohibido dejar a un animal de compañía sólo sin la supervisión de un humano por más de tres días. En el caso de los perros, se reduce a un día.

– Prohibición de la cría no autorizada de animales.

– No está permitida la comercialización de animales en tiendas. La salvedad está en los peces.

– Es obligatoria la declaración del término «núcleo zoológico» si en el hogar se tiene más de 5 animales de compañía.

– Se prohíbe ensuciar las calles con excrementos u orina de animales. Es obligatorio limpiarlo.

– Es obligatorio declarar la mayoría de edad de los perros a los 18 meses.

¿Cuándo se aplica la Ley de Bienestar Animal?

Al haber sido aprobada, se espera que la Ley de Protección y Bienestar Animal entre en vigor en el año 2023.

¿Qué incluye el bienestar animal?

La Ley de Bienestar Animal incluye varios enlaces a la Organización Mundial de Sanidad Animal. Este organismo tiene esquematizado un glosario oficial con distintos términos y conceptos relacionados con el mundo animal. La definición de bienestar animal «designa el estado físico y mental de un animal en relación con las condiciones en las que vive y muere.»

Además, especifica que «un animal experimenta un buen bienestar si está sano, cómodo, bien alimentado, en seguridad. También si no padece sensaciones desagradables como dolor, miedo o desasosiego. Sin olvidar que es capaz de expresar comportamientos importantes para su estado de bienestar físico y mental.»

Un buen bienestar animal requiere prevenir enfermedades, cuidados veterinarios apropiados, refugio, manejo y nutrición. Es necesario también que tenga un entorno estimulante y seguro, una manipulación correcta y el sacrificio o matanza de manera humanitaria.

El concepto de bienestar animal se refiere al estado del animal. En cambio, el tratamiento que recibe se designa con otros términos como cuidado de los animales, cría de animales o trato compasivo.

Principios básicos en los que se funda el bienestar animal

La Organización Mundial de Sanidad Animal argumenta que los principios en los que se basa el bienestar animal son los siguientes:

– La existencia de una relación crítica entre la sanidad de los animales y su bienestar.

– Las «cinco libertades» mundialmente reconocidas son pautas que deben regir el bienestar de los animales. Estas son vivir libre de hambre, de sed y de desnutrición, libre de temor y de angustia, libre de molestias físicas y térmicas. Libre de dolor, de lesión y de enfermedad, y libre de manifestar un comportamiento natural.

– La evaluación científica del bienestar de los animales abarca una serie de elementos que deben tomarse en consideración conjuntamente. Además, la selección y apreciación de esos elementos implica a menudo juicios de valor que deben ser lo más explícitos posibles.

– Las «tres erres» mundialmente reconocidas son pautas que deben regir la utilización de animales por la ciencia. Es decir, la reducción del número de animales, el perfeccionamiento de los métodos experimentales y el reemplazo de los animales por técnicas sin animales.

– El empleo de animales en la agricultura, la educación, la investigación, para compañía, recreo y espectáculos contribuye de manera decisiva al bienestar de las personas.

– La mejora de las condiciones de vida de los animales en las explotaciones aumenta a menudo la productividad. Y, con ello, se obtienen por consiguiente beneficios económicos.

– El empleo de animales conlleva la responsabilidad ética de velar por su bienestar en la mayor medida posible.

– La comparación de normas y recomendaciones relativas al bienestar de los animales debe basarse más en la equivalencia de los resultados basados en criterios de objetivos. En cambio, no debe regirse tanto por la similitud de los sistemas basados en criterios de medios.