Logo de Eltiempo.es

sostenibilidad

Qué es y cómo cambiará tu vida el hidrógeno verde, el combustible limpio del futuro

ElTiempo.es

ElTiempo.es

En el Día del Medioambiente, hablamos sobre una de las esperanzas de la descarbonización y sus proyectos pioneros en España.

El 5 de junio, Día Mundial de Medio Ambiente, es una jornada perfecta para recordar los grandes retos climáticos. En España, concretamente, que en 2050 se deberá haber logrado una reducción de emisiones del 90% respecto a los niveles de 1990.

Afortunadamente, en el planeta contamos con alternativas sostenibles para liderar una transición. Quizá la opción más inmediata la representan la energía eléctrica y la eólica, aunque existen otras que empiezan a sonar con fuerza. Es el caso del hidrógeno, que se engloba dentro del conjunto de gases renovables y del que también forma parte, por ejemplo, el biometano.

¿Cómo se obtiene el hidrógeno verde?

Por hidrógeno verde entendemos el gas surgido de un proceso químico llamado electrólisis que utiliza electricidad para separar las moléculas de hidrógeno y oxígeno que se encuentran en un tanque de agua. Si esa electricidad llega desde fuentes renovables, hablamos de un gas que se obtiene sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera lo que, solo en la actualidad, podría permitir el ahorro de 830 millones de toneladas anuales de CO2 que se emplean para crearlo. 

La Agencia Internacional de las Energías Renovables ha identificado cinco pilares sobre los que debería sustentarse el sistema energético del mañana. Uno de ellos, el hidrógeno verde, será crucial en sectores muy concretos, ya que se considera una solución para satisfacer demandas difíciles de electrificar como podrían ser el transporte o la industria.

¿Qué aplicaciones tiene?

En la actualidad, los usos del hidrógeno verde son limitados. Pese a ello, se estima que hoy se producen unos 70 millones de toneladas al año que se emplean principalmente en los sectores de la refinería y los fertilizantes. A pesar de tener un marcado carácter industrial, el empuje por las energías renovables anticipa un interesante futuro para el hidrógeno verde. 

La Agencia Internacional de la Energía estima que, a medio plazo, su uso en fertilizantes crecerá un 17% y en la refinería de hidrocarburos un 7%. Pero son la movilidad, la creación de biocombustibles y la generación de calor, tanto a nivel doméstico como industrial, los sectores donde debería irrumpir con fuerzas en los años venideros.

El hidrógeno puede ser una alternativa fiable a la electrificación ya sea por aspectos ligados a la autonomía, el tiempo de carga o el peso del vehículo.

En movilidad, se estima que el hidrógeno puede ser una alternativa fiable a la electrificación ya sea por aspectos ligados a la autonomía, el tiempo de carga o el peso del vehículo, un punto sensible si hablamos de transportes aéreos, marítimos o incluso terrestres, como podrían ser camiones. En ese último punto también entrarían en juego los llamados biocombustibles o combustibles sintéticos, gasolinas limpias que se podrían erigir en alternativa para mover buques y aviones.

¿Cuáles son sus perspectivas de futuro?

No hace falta realizar un viaje en el tiempo para tratar de adivinar cuál será el futuro del hidrógeno verde. Sin ir más lejos, en España ya contamos con varios proyectos en marcha para construir los cimientos de una fuente de energía alternativa y sostenible. 

En La Robla (León) se está construyendo la mayor planta de hidrógeno verde de nuestro país, con una capacidad de producción de 9.000 toneladas al año. Para ello, Enagás y Naturgy van a promover de manera conjunta una instalación que contará con una planta fotovoltaica de 400MW y un electrolizador de hasta 60MW para que todo el gas que se genere sea limpio.

La fábrica, cuya producción se destinará a cubrir el consumo local, inyectar materia prima a la red gasista y posibilitar futuras exportaciones al norte de Europa, se ha construido en el entorno de una central térmica de Naturgy clausurada el pasado verano. Con esta medida, se pretende revitalizar una área sacudida por el cierre de las actividades relacionadas con el carbón.

En La Robla (León) se está construyendo la mayor planta de hidrógeno verde de nuestro país, con una capacidad de producción de 9.000 toneladas al año (Fuente: Naturgy)

Además de La Robla, Naturgy ha presentado un plan para construir una red de 38 hidrogeneras por España con la que pretende evitar la emisión de 30.000 toneladas de CO2 antes de 2025. Con esta medida, la energética pretende dar servicio de repostaje de hidrógeno al entorno urbano e interurbano y potenciar la movilidad sostenible por todo el país. El plan prevé ampliar la red hasta las 120 estaciones en una segunda fase.

Así afectará el hidrógeno a tu vida cotidiana

Transporte, industria y uso doméstico son algunas de las principales aplicaciones que tendrá el hidrógeno en nuestro día a día. Pero no serán las únicas. Una de las ventajas que posee este gas es la capacidad de almacenarlo para su transporte y uso en diferentes escenarios, desde estaciones de servicio hasta plantas eléctricas. Es más, también se prevé que el hidrógeno juegue un papel importante para sustituir al gas natural en los sistemas de calefacción tanto residenciales como comerciales. 

Con su red de hidrogeneras, la energética pretende dar servicio de repostaje de hidrógeno al entorno urbano e interurbano. (Fuente: Naturgy)

Otra de las bondades de este gas le permitirá generar electricidad en momentos en los que, bien por ausencia de sol o de viento, las renovables no sean capaces de satisfacer la demanda energética. Así, toda acción cotidiana que realices en casa o en la calle, desde encender la televisión hasta pasear bajo la luz de las farolas, será posible gracias a este gas. 

Por último, uno de los objetivos que se ha marcado España de cara al año 2030 pasa por la construcción de una flota de 150 autobuses, 5.000 vehículos ligeros y pesados y dos líneas de trenes comerciales impulsadas por hidrógeno verde. Una prueba adicional de que estamos ante un material que ha llegado para quedarse y para ayudar a hacer de nuestro planeta un lugar más saludable.