Calor y EPIS: el reto de evitar golpes de calor entre los profesionales


Las altas temperaturas traen consigo el miedo a los golpes de calor. Este verano ha aumentado la preocupación por el uso de mascarillas y EPIS, sobre todo, en profesionales que trabajan al aire libre.

Aunque no se ha demostrado su relación directa con los golpes de calor, esta equipación puede provocar un aumento en la carga de calor y el estrés térmico continuado sí puede derivar en golpes de calor.

4 de agosto de 2020