¿Ha captado el telescopio FAST señales extraterrestres?

Desde hace unos días, el radiotelescopio FAST está siendo centro de atención porque, supuestamente, ha captado señales artificiales extraterrestres. Pero ¿es cierto? ¿se trata realmente de señales de civilizaciones de otros lugares de la Vía Láctea?

Alejandro Riveiro

Alejandro Riveiro

Desde hace unos días, el radiotelescopio chino FAST está siendo centro de atención porque, supuestamente, ha captado señales artificiales extraterrestres. Pero ¿es cierto? ¿se trata realmente de señales de civilizaciones de otros lugares de la Vía Láctea?

Las señales han sido captadas, pero hay que determinar su origen

Lo cierto es que la detección sí se ha producido. Aunque hay que tener claro a qué nos referimos con esto. El radiotelescopio FAST, en China, ha captado señales artificiales que, realmente, podrían ser extraterrestres. Sin embargo, no es tan simple.

Hay que recordar que, como decía Carl Sagan, afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias. En este caso, esa evidencia extraordinaria sería demostrar que las señales proceden de más allá de nuestro planeta.

En este sentido, aunque algún medio chino se hizo eco, inicialmente, de una detección de señales artificiales extraterrestres, los astrónomos que trabajan con el radiotelescopio FAST se muestran mucho más precavidos.

telescopio FAST señales extraterrestres
El radiotelescopio FAST, visto en 2020. Crédito: Absolute Cosmos/Wikimedia Commons

Plantean que, probablemente, estas señales son producto de interferencias extraterrestres. No es una hipótesis ni mucho menos descabellada. A lo largo de los años, ha habido multitud de ejemplos de interferencias captadas por telescopios.

Así que, naturalmente, el primer paso es comprobar que no se trate de una interferencia de origen terrestre. Por desgracia, a la hora de considerar la posibilidad de que nos encontremos ante señales extraterrestres, es lo más probable.

¿El motivo? Sabemos que los telescopios pueden captar interferencias terrestres. Del mismo modo, no se ha logrado encontrar vida más allá de la Tierra, así que la opción más probable es que, en este caso, nos encontremos ante algo ya conocido.

Tarde o temprano se detectará una señal prometedora

No es menos cierto, al mismo tiempo, que es cuestión de tiempo que se termine captando una señal cuyo origen quede en duda. Es decir, que quepa la posibilidad de que, realmente, sea una señal emitida por una civilización extraterrestre.

Cuando eso suceda, dará comienzo un camino muy largo. Habrá que descartar las posibles fuentes alternativas que permitan explicarlo. El radiotelescopio FAST es el más potente de su categoría, pero no es el único que puede captar señales así.

Algunas serán interferencias terrestres. Otras, podrían ser producto de nuevos fenómenos astronómicos, no conocidos hasta ahora. Una última parte podría ser señales de origen extraterrestre. Así que habría que seguir con ese segundo escalón.

telescopio FAST señales extraterrestres
Westerlund 2, una región de formación de estrellas, y nebulosa, a 20 000 años-luz del Sistema Solar. Fue la imagen del 25º aniversario del telescopio Hubble. Crédito: NASA, ESA, the Hubble Heritage Team (STScI/AURA), A. Nota (ESA/STScI), and the Westerlund 2 Science Team

Solo después de descartar las interferencias terrestres y los fenómenos astronómicos, se podrá pensar en que estemos ante una señal producida por una civilización extraterrestre. ¿Cuándo sucederá? Es algo para lo que no existe una respuesta obvia.

La realidad es que no hay ninguna estimación satisfactoria respecto a cuántas civilizaciones podría haber en la galaxia. El motivo es tan simple como aplastante. El único planeta habitado que conocemos es el nuestro, así que no hay con qué comparar.

De ahí que el camino sea tan largo. Hay muchos escenarios a considerar, que resultan más probables que el de la vida alienígena. A fin de cuentas se conocen multitud de fenómenos astronómicos. No es descabellado pensar que queden algunos por descubrir.

El impacto del descubrimiento de la vida extraterrestre

En este caso, resulta interesante que los astrónomos, responsables de esta investigación, ya han anunciado que quieren llevar a cabo más observaciones. Quieren entender la naturaleza de la señal detectada, así como su origen.

En las observaciones de FAST, se plantea la posibilidad de que pueda proceder de un exoplaneta. Así que basta con volver a enfocar el radiotelescopio en esa dirección y ver qué sucede. Si esa fuente todavía estuviese ahí, las posibilidades podrían ser interesantes.

Si no estuviese ahí, la interferencia terrestre es una explicación que resulta probable. También podría tratarse de una señal, enviada por una civilización extraterrestre, que casualmente fue captada cuando observábamos en esa dirección.

telescopio FAST señales extraterrestres
La Tierra, observada por el satélite DSCOVR el 27 de junio de 2019. Crédito: NASA

La única forma de tener respuestas es llevar a cabo más observaciones del universo, con herramientas como el radiotelescopio FAST, de China, o el telescopio espacial James Webb, que entrará en funcionamiento próximamente.

Veremos qué sucede en este caso, pero no deberíamos hacernos muchas ilusiones, por si acaso. Incluso si resultase ser una simple interferencia terrestre, estamos ante un ejemplo de que el radiotelescopio FAST es capaz de detectar señales muy tenues.

Tarde o temprano, se producirá la detección de vida inteligente en otros lugares de la galaxia. Al menos es la imagen que se tiene hoy en día en la comunidad científica. Con algo de suerte, no tendremos que esperar muchos años para saberlo.

NOTICIAS RELACIONADAS