La fotografía de Sagitario A*, el agujero negro central de nuestra galaxia

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Captan la primera imagen que confirma el agujero negro en el centro de nuestra galaxia

¿Qué es el agujero negro Sagitario A*?

Sagitario A es el agujero negro central de nuestra galaxia, la Vía Láctea. A 27.000 años luz del Sistema Sola. Pero, ¿por qué es importante?

agujero negro
Captan la primera imagen que confirma el agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Fuente: Event Horizon Telescope (EHT)

Tiene unos 4 millones de masas solares, y su origen, al igual que el del resto de agujeros negros supermasivos, no está completamente claro. No se sabe con certeza qué mecanismo propició que, en las primeras etapas del universo, pudiese crecer hasta alcanzar la cantidad de masa que tiene a día de hoy.

«Lo cierto es que esta imagen era muy esperada desde que, en 2019, se presentase por primera vez la imagen de un agujero negro supermasivo. En aquella ocasión, fue la de Messier 87*, que está en la galaxia Messier 87, a 53 millones de años luz», destaca Álejandro Riveiro, divulgador científico y colaborador de El Tiempo.

Los científicos habían visto previamente estrellas orbitando alrededor de algo invisible, compacto y muy masivo en el centro de la Vía Láctea. Lo que sugiere que este objeto, conocido como Sagittarius A* es un agujero negro, y esta imagen proporciona la primera evidencia visual directa de ello.

Es la primera evidencia visual de la existencia de un agujero negro en la Vía Láctea

Aunque no se puede apreciar el agujero negro en sí, porque está completamente oscuro, el gas brillante que lo rodea revela una forma reveladora: una región central oscura rodeada por una estructura similar a un anillo brillante. Esta nueva imagen captura la luz desviada por la gravedad del agujero negro, que es cuatro millones de veces más masivo que nuestro Sol.

«Nos sorprendió lo bien que el tamaño del anillo concordaba con las predicciones de la Teoría de la Relatividad de Einstein», comentó Geoffrey Bower, científico del proyecto EHT, del Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sínica, de Taipei.

«Esta imagen sin precedentes ha mejorado enormemente nuestra comprensión sobre lo que sucede en el centro de nuestra galaxia. Ofrece nuevos conocimientos sobre cómo estos agujeros negros gigantes interactúan con su entorno», añade Bower.

Debido a que el agujero negro está a unos 27.000 años luz de la Tierra, nos parece que tiene aproximadamente el mismo tamaño en el cielo que una rosquilla en la Luna.

Para obtener esta imagen, el equipo creó el poderoso EHT, que unió ocho observatorios de radio existentes en todo el planeta para formar un solo telescopio virtual «del tamaño de la Tierra».

«Está compuesto por varios telescopios, repartidos por todo el mundo, que se conectan entre sí y trabajan conjuntamente. Hay telescopios hasta en el Polo Sur. Así que, en esencia, de manera virtual, tenemos un telescopio tan grande como el planeta», indica el divulgador científico, Alejandro Riveiro.

Dos agujeros negros notablemente similares

Este hito ha sido muy esperado desde la imagen de Messier 87, en 2019. Messier 87 es una galaxia muy diferente a la nuestra. Es una galaxia elíptica gigante. La Vía Láctea es una galaxia espiral. Ambas tienen en común que, en su centro, ocultan un agujero negro supermasivo. Pero con masas (y tamaños) muy diferentes entre sí.

Los dos agujeros negros se ven notablemente similares, a pesar de que el agujero negro de nuestra galaxia es más de mil veces más pequeño y menos masivo que M87*.

Messier 87* tiene un radio de 18 000 millones de kilómetros (unas 120 veces la distancia que separa al Sol de la Tierra). Sagitario A* tiene un radio de unos 60 millones de kilómetros. «Es decir, es comparable al tamaño que tiene la órbita de Mercurio alrededor del Sol», indica Riveiro.

agujero negro
Los dos agujeros negros se ven notablemente similares, a pesar de que el agujero negro de nuestra galaxia es más de mil veces más pequeño. Fuente imagen: Twitter Alejandro Riveiro, @alex_riveiro.

«Tenemos dos tipos completamente diferentes de galaxias y dos masas de agujeros negros muy diferentes, pero cerca del borde de estos agujeros negros se ven increíblemente similares», dice Sera Markoff, copresidente del Consejo de Ciencias de EHT y profesor de astrofísica teórica en la Universidad de Amsterdam, Países Bajos.

El resultado ha sido posible gracias al ingenio de más de 300 investigadores de 80 institutos de todo el mundo que juntos conforman Event Horizon Telescope.

El equipo ha trabajado durante cinco años para combinar y analizar sus datos, mientras compilaba una biblioteca sin precedentes de agujeros negros simulados para compararlos con las observaciones.

En el futuro se esperan imágenes de agujeros negros aún más impresionantes

Los científicos están particularmente emocionados al contar con imágenes de dos agujeros negros de tamaños muy diferentes, lo que ofrece la oportunidad de comprender cómo se comparan y contrastan.

También han comenzado a utilizar los nuevos datos para probar cómo se comporta el gas alrededor de los agujeros negros supermasivos. Este proceso aún no se comprende por completo, pero se cree que juega un papel clave en la formación y evolución de las galaxias.

La expansión en curso de la red EHT y las importantes actualizaciones tecnológicas permitirán a los científicos compartir imágenes y películas de agujeros negros aún más impresionantes en un futuro próximo.

¿El agujero negro “atrapa” todo lo que se acerca a él?

«Si alguien se lo está preguntando, no, no hay peligro de que Sagitario A* vaya a absorber al Sistema Solar. Está tremendamente lejos de nosotros, a 27 000 años luz. Así que no hay de qué preocuparse. Al revés, poder verlo es muy interesante», indica Riveiro.

«Sagitario A* se mueve en la misma dirección que el material que tiene a su alrededor. Esa dirección es en sentido opuesto a las agujas del reloj. Y, además, es un agujero negro que está en una etapa muy tranquila de su vida», añade Riveiro.

Según el divulgador científico: «la noticia es importantísima porque, por primera vez, se tiene evidencia directa de que en el centro de la galaxia hay un agujero negro supermasivo. También se ha podido comprobar las estimaciones que se venían realizando sobre él en estos años».

¿De dónde vienen los agujeros negros?

Los agujeros negros supermasivos, tienen de millones a decenas de miles de millones de veces la masa del Sol (a la que nos referimos como una «masa solar»). Estos objetos se encuentran en el centro de las galaxias grandes que podemos observar en el universo, y todo gira a su alrededor.

Los agujeros negros son los restos de antiguas estrellas, tan densas que ninguna materia puede huir de su poderosa fuerza gravitatoria. La luz tampoco es capaz de escapar, por eso no podemos ver los agujeros negros.  Al igual que ocurre con las estrellas, atraen la materia, e incluso la energía hacia sí.

¿Cuál es el agujero negro más grande?

El agujero negro supermasivo más grande del universo es el TON 618 con 66 mil millones de masas solares. También existe otro, el J2157 que tiene 34 000 millones de masas solares y sigue creciendo.