¿Por qué las hojas cambian de color en otoño?

Descubre por qué con la llegada del otoño las hojas de los árboles cambian de color.

Javier Vegas

Javier Vegas

El otoño siempre enseña unos paisajes increíbles, fruto de los tonos de colores de las hojas que se vuelven rojas, amarillas y marrones. Durante la estación los días son cada vez más cortos y la falta de luz hace que se modifique la producción de tres de los pigmentos más importantes de las hojas. Estos son:

Clorofila: La producción de clorofila necesita temperaturas cálidas y luz solar. Se encuentra en las hojas de las plantas y es la encargada de la fotosíntesis. Durante el otoño, la ausencia de luz hace disminuir este pigmento. Mientras en primavera y verano es muy abundante, a partir de septiembre empieza a desaparecer.

Carotenoides: Los carotenoides también ayudan a la fotosíntesis aunque no al nivel de la clorofila. El color amarillo de las hojas se produce cuando disminuye la clorofila pero todavía quedan los carotenoides. Cuando este último va desapareciendo, los tonos pasan a ser marrones.

Antocianinas: Es otro de los pigmentos presentes en las hojas. Son las responsables de los colores rojizos y tienen  una función protectora frente a la luz solar y están implicados en la absorción del excedente de radiación.

Aunque hay muchos factores que juegan un papel importante en el cambio de color de las hojas, la ausencia de luz es la principal causa del cambio de las tonalidades que adornan nuestros bosques. Para entender de forma más gráfica el cambio de color de las hojas no te pierdas el video que hemos preparado.