Secciones

ENSO


«El Niño» o ENSO (El Niño Southern Oscillation) es un fenómeno de escala global que se extiende a la mayoría de continentes y océanos del planeta de forma directa o indirecta y se debe a la conjunción, algunos años de manera irregular, del episodio marítimo de “El Niño” y una fase negativa de la Oscilación Sur (Southern Oscillation) en el Pacifico Meridional provocando uno de los acontecimientos climáticos más importantes del planeta.

Cabe decir que “El Niño”, como fenómeno marítimo, es un hecho que ocurre cada año frente a las costas pacíficas de Perú y Ecuador, conocido desde hace siglos por los pescadores de la zona con la aparición, en fechas navideñas (de ahí el nombre de “El Niño”, en honor al Niño Jesús), de aguas cálidas mar adentro en un sector recorrido por la corriente fría de Humboldt o del Perú, rica en nutrientes que alimentan el fitoplancton y favorece la presencia de ricas pesquerías de anchoveta.

También está relacionado con las olas de calor en la India causadas por las lluvias tardías del monzón, además de la bajada del nivel del mar en las islas de la Polinesia, Melanesia y Micronesia. Además, la decoloración de los corales está dañando gravemente sus arrecifes y es el causante de la disminución de los huracanes en el Caribe y el repunte de los del Pacífico.

En Europa, algunos estudios lo relacionan con un aumento de las precipitaciones en países como Reino Unido o Alemania o también con una mayor sequía en la zona del Mediterráneo, algo que afectaría a España.

La llegada de estas aguas cálidas en Navidad empobrece el contenido de nutrientes causando la caída de la actividad pesquera. Este calentamiento no trasciende al norte de Perú y hacia marzo-abril (Semana Santa, siguiendo el calendario religioso) vuelven las aguas frías a ocupar la superficie marina. No obstante, algunos años “El Niño” viene con intensidad significativa, de manera que las aguas cálidas ocupan un amplio sector del Pacífico Ecuatorial y permanecen en ese estado un año o más. Entonces se registran temperaturas superiores a las habituales, lluvias intensas e inundaciones, es decir, alteran los patrones climáticos con repercusiones muy negativas para la cadena trófica generada a expensas de la corriente de Humboldt, al originar ingente mortandad de plancton, graves perjuicios a las pesquerías y gran mortandad de aves acuáticas. Mientras tanto, en el otro extremo del océano, en Australia y el sudeste asiático, el clima es más frío y seco.

Te puede interesar: