Nieve en Navidad: ¿mito o realidad?

Cuando se habla de la Navidad, hay una imagen en el imaginario: todo nevado. Sin embargo, ¡la nieve en Navidad no es tan habitual!

Roberto Granda

Roberto Granda

Estamos en el mes de diciembre, el mes de la Navidad. En estas fechas marcadas por el frío, los reencuentros y la celebración hay una imagen común en el imaginario colectivo: una postal donde las calles se encuentran blancas por la nieve acumulada. Sin embargo, ¿cuánto de verdad hay en esta imagen? ¿Es habitual la nieve en Navidad en España? ¡Veámoslo!

Diciembre es un mes frío y húmedo

Diciembre es un mes invernal. Quizá no desde el punto de vista astronómico, ya que entonces el invierno empezaría en el solsticio de invierno, pero sí desde el meteorológico y climatológico. Es, junto con enero y febrero, de los meses más fríos del año, ocupando la segunda posición. Se caracteriza por máximas muy bajas y mínimas heladoras, acompañadas en muchas ocasiones de nieblas.

Así pues, la temperatura media del mes de diciembre es de tan sólo 5ºC en Valladolid o de 5.4ºC en Cuenca. Sin duda son frías, aunque lo más destacado este mes son las mínimas. En sitios como Molina de Aragón o Burgos, la media de las mínimas se sitúa en -2.4ºC y 0.2ºC respectivamente.

Diciembre es el mes más lluvioso en muchas zonas de la vertiente atlántica

Sin embargo, diciembre también se caracteriza por ser el mes más lluvioso del año en amplias zonas de la vertiente atlántica. En Andalucía y Extremadura, así como en amplias zonas de Castilla y Galicia, diciembre aporta entre el 15-20% de la lluvia anual. En algunas zonas de Andalucía este porcentaje asciende a casi el 30%.

Frío y humedad… pero no nieve en Navidad

Así pues, con este escenario en el que tenemos un mes frío y húmedo, la nieve sería esperable, ¿no? Pues sí y no. La nieve no es ajena a diciembre, y hay zonas donde es normal ver algún día de nieve. Sin embargo, la cantidad total de días de nieve en este mes es muy baja en la mayoría de zonas de acuerdo a los datos del período 1991-2020.

Comenzando por el noroeste, Lugo destaca con 0.8 días de nieve en diciembre, y Santiago de Compostela apenas llega a 0.2 días. En la cornisa cantábrica, Oviedo tiene 0.5 días de nieve cada diciembre y Santander alcanza los 0.2. Como se puede ver, son valores muy bajos, por lo que es raro ver la nieve. La más destacada llegando al País Vasco sería Vitoria, con 0.8 días.

La nieve se ve en algunas ciudades más a menudo, a veces con nevadas históricas

Pasando a la meseta norte, Burgos destaca con 3.5 días de nieve en diciembre. Soria va segunda, con 3.1 días, y Ávila queda por detrás con una media de 2.7 días. El resto de ciudades de la meseta norte también ven la nieve, aunque la cantidad varía, y como se ve en el mapa, en ciudades como Salamanca o Zamora la media es menor.

Como hemos visto, Burgos es la capital de provincia con más días de nieve en diciembre. Haciendo honor a este primer puesto, durante la Navidad del año 2004, la ciudad sufrió una histórica nevada. Desde el 25 al 27 de diciembre, la ciudad vio caer el blanco elemento, llegando a acumularse más de medio de medio metro de nieve.

Avanzando hacia el sur, en Extremadura la nieve en el período 1991-2020 es escasa, con apenas 0.1 días en Cáceres. Algo más de suerte corren en Castilla-La Mancha, donde capitales como Cuenca presentan 1.3 días, y municipios como Molina de Aragón consiguen alcanzar los 2.2 días. En Madrid, la media ronda los 0.5 días, aunque aquí cabe destacar el Puerto de Navacerrada, con 10.1 días.

En el sur sólo destacan Granada - Base Aérea, con 0.2 días, y Jaén con 0.1 días de nieve. El resto de capitales andaluzas casi no ve la nieve. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla siguen el mismo patrón, y lo mismo sucede con las Canarias, salvando los picos de las islas más grandes.

En la vertiente mediterránea es igual

En Murcia y Valencia tienen una media de 0.03 días, lo que nos dice que en la realidad la nieve es inexistente, y lo mismo sucede en las ciudades de las Baleares. Siguiendo con Cataluña, Barcelona tampoco suele ver la nieve. No obstante, la cercanía de la sierra de Collserola implica que pueden llegar a ver la nieve si suben a ella: la estación del observatorio Fabra tiene una media de 0.2 días de nieve.

Sin embargo, ¿sabías que en 1926 Alicante tuvo una blanca Navidad?

Entre el 25 y el 27 de diciembre de 1926, la provincia mediterránea de Alicante se vio azotada por un intenso temporal que dejó fuertes nevadas,

En la capital la nieve se acumuló hasta los 10cm, y en zonas elevadas de la provincia, como la Sierra de Aitana, los acumulados alcanzaron los dos metros.

En Girona y Lleida la situación es algo mejor, con una media de días de nieve entre los 0.1-0.2 para ambas. Si nos acercamos a los Pirineos, esta media asciende. Así pues, Huesca presenta una media de 0.5 días, por los apenas 0.4 días de Zaragoza. Por último, Teruel destaca sobre las otras, con 1.4 días.

Las dos últimas comunidades, La Rioja y Navarra, se caracterizan por presentar valores más altos que en muchas otras ciudades: 0.7 días para Logroño y 1.2 días en el caso de Pamplona.

¿Nieva más o menos que antes en estas fechas?

Uno se puede preguntar cómo han evolucionado estos días de nieve. ¿Nieva ahora menos que antes? Para responder a esta duda hemos analizado algunos datos históricos. En la gráfica adjunta se ve la evolución de las ciudades de Burgos, Soria y Cuenca y la estación de Madrid-Barajas.


Como se puede ver, el número de días de nieve ha descendido de forma evidente en Burgos y en Cuenca, aunque en años recientes se ha recuperado un poco. En el caso de Madrid o Soria, la tendencia es mucho menos clara, y de hecho en Soria parece que los días de nieve se incrementaron en las décadas entre 1960 y 2010. Aún así, con estos datos se puede apreciar lo ya comentado: la nieve en Navidad es un mito más que una realidad para casi todo el país.

El veredicto: la nieve en Navidad es principalmente un mito

Como hemos podido comprobar con los datos del período 1991-2020, ver la nieve en Navidad es algo del imaginario colectivo pero que no tiene prácticamente reflejo en la realidad. Las ciudades con más probabilidades de ver la nieve en estas fechas son las ubicadas en las mesetas, especialmente en el entorno de los sistemas Central e Ibérico, y aún así no son muy altas.

La nieve en Navidad es más propia del imaginario colectivo

Sin embargo, ¡no por ello hay que pensar que nunca pasará! Habrá años en los que llegue a pasar, tal y como hemos podido ver. De hecho, en diciembre de 2020 nevó a lo largo del último tramo del mes en muchas zonas del país. ¿Este año volverá a suceder? ¡Habrá que seguir las previsiones!