¿Cuál es el día más corto del año?

El día más corto del año en España coincide con el solsticio de invierno. En ese día se produce la noche más larga del año.

Alejandro Riveiro

Alejandro Riveiro

A medida que la Tierra gira alrededor del Sol, las estaciones van transcurriendo a lo largo del año. En el hemisferio norte (donde se encuentra España), el día más corto del año (y por tanto la noche más larga) tiene lugar en el solsticio de invierno, en diciembre. Y aunque no tiene una fecha exacta, suele coincidir en torno al 20-21 de diciembre.

En el hemisferio sur, por el contrario, sucede en el solsticio de junio, ya que indica la llegada del invierno al hemisferio sur (y el verano al hemisferio norte).

Todo tiene que ver con la inclinación de la Tierra

La Tierra gira alrededor del Sol en un plano imaginario (junto al resto de planetas del Sistema Solar) al que llamamos plano orbital. El eje de rotación de la Tierra está inclinado 23,5º respecto a ese plano, de forma que, en diferentes momentos de su órbita, las diferentes regiones reciben más o menos luz solar.

En ausencia de inclinación, la Tierra recibiría constantemente la misma luz. Por lo que habría solo diferencias de temperatura muy ligeras a lo largo del año, así como de precipitaciones.

La órbita de la Tierra alrededor del Sol. Crédito: Wikimedia Commons/Tau’olunga

Esa inclinación es la que permite que experimentemos las diferentes estaciones. La ilustración anterior nos puede ayudar a visualizarlo mejor. En la órbita de la Tierra a su alrededor, hay cuatro puntos que destacar. Dos en los que la inclinación del eje de la Tierra no apunta al Sol. Es decir, nos encontramos en los equinoccios.

Por otro lado, en un punto de la órbita de la Tierra tendremos el eje apuntando hacia el Sol, y en otro apuntando en dirección opuesta. Estas se corresponden, respectivamente, con los solsticios, el de diciembre y el de junio.

La inclinación es la que permite que experimentemos las diferentes estaciones

La hora de puesta del sol, en la jornada del solsticio de diciembre, dependerá de en qué lugar nos encontremos. Por ejemplo, durante el día más corto del año en Madrid, el Sol sale aproximadamente a las 8:34 sobre el horizonte y se pone a las 17:51. Dejándonos 9 horas y 17 minutos de luz solar.

Si nos vamos lo suficiente al norte, nos encontraremos con lugares donde el sol ni siquiera llega a asomarse sobre el horizonte durante el solsticio de diciembre. Es el caso de Skarsvag, una pequeña aldea pesquera, en el norte de Noruega, donde el sol se puso el 19 de noviembre.

La noche polar y la posición de la Tierra alrededor del Sol

Si queremos hablar con propiedad, lo cierto es que la noche más larga del año no dura unas horas. Tenemos que recordar la noche polar, que se da en los polos y en las regiones cercanas. En el caso del Polo Norte (y sur) el Sol está permanentemente seis meses sobre el horizonte y seis meses por debajo.

Por lo que la noche más larga del año en la Tierra se produce en el polo que se encuentre en invierno, al tener una duración aproximada de seis meses (y lo mismo se aplica en el caso del día). Es un fenómeno que, si nunca hemos visitado latitudes cercanas al polo, nos resulta tremendamente exótico y extraño.

La noche más larga del año en la Tierra se produce en el polo que se encuentre en invierno, al tener una duración aproximada de seis meses

No en vano, para parte de la población de Escandinavia, y Canadá, la noche polar es un fenómeno que les resulta familiar, ya que lo experimentan cada año durante unas semanas. Pero en la latitud de España tenemos ciclos de día y noche de 24 horas. En nuestra región, la noche más larga siempre tendrá lugar en el solsticio de invierno y tendrá una duración aproximada de 15 horas. Eso sí, no debemos caer en un error que resulta más típico de lo que podría parecer: la posición de la Tierra y el invierno.

Como los días son mucho más cortos, en el hemisferio norte, durante el invierno, y las temperaturas más bajas, parece lógico suponer que se debe a que estamos más lejos del sol que en verano. En realidad, es al revés. La Tierra está más cerca del Sol en enero. En el caso de 2022, concretamente, el perihelio (así se denomina al punto más próximo de la órbita de la Tierra al Sol) se produjo en la jornada del 4 de enero. El afelio, por contra, se producirá en julio, coincidiendo con el verano.

El dilema del cambio de hora

Podemos hablar, asimismo, del dilema de cambiar la hora en algunos países de Europa (incluyendo España). Cada vez más a menudo, se habla de si nuestro país está en la zona horaria que le corresponde, teniendo en cuenta la hora solar (es decir, la hora por la posición del sol).

Si nos guiamos por la hora solar, el territorio peninsular español está entre 1 y 2 horas por detrás de lo que le correspondería (una hora en la costa mediterránea, frente a dos horas en la costa occidental de Galicia). Es decir, si tomamos la puesta de Sol del solsticio de invierno de 2021, y lo retrasamos una hora más, nos encontramos con que en Madrid debería nuestra estrella debería ponerse a las 16:51. Esto quiere decir que, antes de las 17:00, ya sería de noche.

Tiempo verano

Las reacciones nunca se hacen esperar. Que se haga de noche una hora antes parece una mala decisión porque nos recorta una hora de luz solar por la tarde. Si bien nos da una hora de luz solar por la mañana, cuando mucha gente está trabajando o desplazándose a sus puestos de trabajo.

Lógicamente, el día más corto del año seguirá teniendo la misma duración. Además, se podría argumentar que en verano, que el sol se ponga una hora antes sería una buena noticia. A fin de cuentas, en el interior de la península, las temperaturas acostumbran a ser todavía altas al llegar la medianoche.

Sea como fuere, lo cierto es que las estaciones son una demostración de la inclinación del eje de la Tierra, así como de su órbita alrededor del Sol. Cómo vivimos el solsticio variará en función de en qué lugar del planeta nos encontremos.

Cerca de los polos, estaremos en plena noche polar. En el ecuador, sin embargo, estaremos ante un día que tendrá aproximadamente la misma duración que el resto del año. En nuestra latitud, el Sol apenas brilla durante 9 horas en el día más corto. Aunque, por otro lado, también quiere decir que, con la llegada del solsticio de verano, el día dura 15 horas. Y eso hay a quien le alegra más.

NOTICIAS RELACIONADAS