La alianza entre Inditex, Mango y H&M para la gestión de los residuos textiles

Han creado la Asociación para la Gestión del Residuo Textil, un sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor.

ElTiempo.es

ElTiempo.es

Grandes grupos del sector textil y de la distribución (Inditex, Decathlon, H&M, Ikea, Mango, Tendam o Kiabi) han dado forma a su propia entidad gestora de residuos textiles. Un paso obligado por la legislación. El objetivo es que sean las propias empresas las que se encarguen de recoger y tratar los excedentes que se generan por su actividad.

Estas empresas han creado la Asociación para la Gestión del Residuo Textil. Esta toma la forma de lo que en la jerga se conoce como un Scrap. Es decir, un sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor.

Es algo similar al papel que tiene Ecoembes en la gestión de los residuos de envases. Medida que viene determinada por la transposición de la directiva europea a través de la Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

La ley fue probada el pasado 8 de abril, y que obliga a que los residuos textiles se recojan de forma separada antes de 2025.

Una asociación con presidencia rotativa

Ahí entra en juego lo que se conoce como la responsabilidad ampliada del productor. Esto obliga a estos «a responsabilizarse total o parcialmente de la organización de la gestión de los residuos. pudiendo establecerse que los distribuidores de dicho producto compartan esta responsabilidad». Así resume la norma.

Es lo que hacen ahora los principales grupos textiles que operan en España. Lo realizan junto a Ikea y Decathlon, con una importante presencia de este tipo de productos en su oferta. Según han explicado en un comunicado, estas empresas trabajan en la actualidad «en el modelo operativo, financiero y de datos del Scrap para la gestión de los residuos textiles y de calzado en el mercado español».

La asociación nace bajo la presidencia de Mango. Cabe destacar que esta será rotatoria entre los representantes de las empresas que la componen. «Las compañías asociadas quieren dar un impulso colectivo al reciclaje textil en España.

De esta manera, avanzarán hacia un modelo circular mediante la correcta gestión de los residuos del sector». Así lo explican en un comunicado.

Los residuos textiles, un problema que preocupa en la Unión Europea

El sector textil afronta unos años de transformación a nivel europeo para adaptarse a las legislaciones relacionadas con la circularidad y reciclaje de sus prendas. Esta es considerada una de las industrias más contaminantes del planeta.

Según los datos de la Comisión Europea, cada europeo tira una media de 11 kilos de productos textiles cada año. Además, en el mundo se arroja a un vertedero o se incinera el equivalente a un camión lleno de prendas por cada segundo.

Armario sostenible residuos textiles
Cada europeo tira una media de 11 kilos de productos textiles cada año. Fuente imagen: Pixabay

Entre 2000 y 2015, esto casi se duplicó. Algo que ha llevado a Bruselas a intentar hacer que la ropa que compren los europeos sea más duradera.

Para ello dio forma a la Estrategia sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares. Un plan que obligará a que las empresas que vendan ropa en Europa mejoren la trazabilidad y la composición de las prendas.

Ello implica una mayor presencia de fibras recicladas, para que sean más duraderas y reutilizables; o impulsar la producción a demanda. También asoman un renovado reglamento sobre el etiquetado de los productos textiles, otro sobre diseño ecológico, y un pasaporte digital para las prendas.