Secciones

Otoño


¿Qué se conoce como otoño?

El otoño astronómico es la temporada del año ubicada entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno. Junto con el verano, el invierno y la primavera, forman las 4 estaciones del año.

En el hemisferio norte el otoño transcurre entre el 22-23 de septiembre y el 21-22 de diciembre. Mientras que en el hemisferio sur abarca desde el 20-21 de marzo hasta el 20-21 de junio.

La estación otoñal empieza el día en el que el Sol sale justo por el este y se oculta justo por el oeste. El fenómeno astronómico que lo inicia es el equinoccio de otoño. Apenas unos días después se da el día en que se tiene exactamente el mismo número de horas de día que de noche (equilux.)

El otoño termina el día con menor número de horas de luz solar (solsticio de invierno). Por tanto, a medida que avanza el otoño, los días cada vez son más cortos y las noches más largas.

Es importante diferenciar el otoño astronómico del otoño meteorológico. Este último comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre en su completitud en el hemisferio norte. Y los meses de marzo, abril y mayo en el hemisferio sur.

¿Qué pasa en otoño con el tiempo?

A lo largo del otoño la duración de los días va disminuyendo ya que la intensidad solar (insolación) también disminuye. Es decir, los rayos solares inciden con menor grado de inclinación a medida que avanza la estación.

Esto conlleva un descenso paulatino de las temperaturas según transcurre el otoño en las latitudes medias. En esta estación suelen ser destacables las amplitudes térmicas en zonas interiores. Es debido a que, durante el día el sol, todavía “aprieta». Sin embargo, por la noche el enfriamiento radiativo es muy superior al que ocurre durante el verano.

Además, en general, suele llover más que en el verano. Estas precipitaciones, junto con la disminución de las horas solares diarias, suelen favorecer que se incremente la humedad ambiental.

La mayor duración de las noches, el enfriamiento nocturno y la humedad ambiental combinadas con la presencia de un anticiclón (altas presiones y viento en calma), favorecen la aparición frecuente de nieblas de irradiación y brumas en esta época en zonas llanas y en valles.

Por último, las primeras nevadas suelen producirse en otoño en las zonas montañosas. Extendiéndose estas poco a poco a más zonas a medida que se acerca el invierno.

¿Cómo suele ser el tiempo en España durante el otoño?

Según el periodo de referencia 1981-2010, la temperatura media en España durante el otoño meteorológico es de 15,4°C. Con respecto a las precipitaciones, el promedio es de 195 mm.

El otoño es por excelencia la temporada de las DANAS (Depresiones Aisladas en Niveles Altos) en la zona mediterránea. También se las conoce con el nombre de gota fría. Las mayores consecuencias que pueda provocar un episodio de este tipo están favorecidas por un Mediterráneo cálido tras el verano.

Con irrupciones de masas de aire más frío en altura, aislado de la circulación general, en otoño esta zona sufre en muchas ocasiones fuertes tormentas. E, incluso, inundaciones.

Por otro lado, a medida que avanza el otoño va siendo más frecuente la llegada de frentes y borrascas atlánticas. Estas dejan generosas lluvias en la Península, especialmente en su vertiente atlántica.

Por ello, en septiembre una de las zonas más lluviosas suele ser el arco mediterráneo (datos 1981-2010). Especialmente, el sur de Valencia y norte de Alicante. En cambio, en noviembre es frecuente que las mayores cantidades de precipitación se recojan en Galicia, el Cantábrico, puntos Sistema Central o de la Sierra de Grazalema. Octubre y noviembre, de hecho, son los meses más lluviosos del año en muchas zonas de nuestra geografía.

En cuanto a las temperaturas, mientras que septiembre suele ser todavía un mes bastante cálido (incluso con olas de calor algunos años), noviembre suele ser ya un mes que nos recuerda que el invierno está al caer. Siendo octubre un mes de transición entre ambos extremos.

Las heladas nocturnas poco a poco van prodigándose por más zonas, así como las nevadas. Es relativamente frecuente que a finales del otoño se den ya nevadas de entidad en los principales sistemas montañosos. Y que, incluso, alcancen zonas llanas de la mitad norte, principalmente.

Otoño en la naturaleza

El otoño es la estación de los cambios, siendo el más llamativo el que afecta a los bosques y árboles. Se produce una explosión de color en los bosques caducifolios, donde el verde de las hojas caducas va dando paso a tonos amarillos, rojizos u ocres. Finalmente, con la llegada del invierno, las hojas caen.

Otro fenómeno de relevancia es la migración de las aves hacia zonas más meridionales, huyendo del frío. Es habitual que migren hacia el norte de África desde España especies como las golondrinas, las tórtolas o las cigüeñas.

El otoño es también temporada de setas, ya que la humedad facilita la acción de los organismos descomponedores que degradan la materia orgánica.

Por último, la vendimia en España tiene lugar principalmente durante el otoño. También es época de moras y frambuesas.

¿Qué significa el término <<otoño>>?

La palabra “otoño” proviene del latín autunmnus, que significa “llegada de la plenitud del año”.